Alicia celebra su 150 cumpleaños en el Museo ABC

Se exhiben ilustraciones del célebre cuento de Lewis Carroll, realizadas por reconocidos artistas españoles e internacionales

MadridActualizado:

El Museo ABC y Espacio Edelvives han inaugurado hoy la exposición «Feliz NO cumpleaños. 150 años en el País de las Maravillas» (Museo ABC, Amaniel, 29-31. Hasta el 3 de abril de 2016), con motivo del aniversario de la publicación del clásico de Lewis Carroll, recientemente reeditado por la editorial. Se exhiben ilustraciones de artistas como Fernando Vicente, Ana Juan, Benjamin Lacombe, Rébecca Dautremer, Iban Barrenetxea, Julio Antonio Blasco, Anna Laura Cantone, Ester García, Xan López Domínguez, Miguel Ordóñez, Gabriel Pacheco, Carmen Queralt, Claudia Ranucci, María Jesús Santos, Adolfo Serra, Liesbet Slegers, Emilio Urberuaga, Rafael Vivas y Javier Zabala.

La publicación de «Alicia en el País de las Maravillas» hace 150 años es un motivo más que suficiente para que diferentes artistas busquen un espacio de encuentro para rendir homenaje a este clásico de la literatura. Un homenaje que parte de la ficción de la obra para llegar a la realidad del autor, y encuentra en las posibilidades de la imaginación el leitmotiv para desarrollar el recorrido de la muestra.

En la primera parte, «¡Guise a ese conejo! Perdón: sigue a ese conejo», los artistas se dejan caer en el pozo junto a Alicia y se introducen ellos mismos en el País de las Maravillas. Una vez dentro crean y recrean escenas, objetos, y personajes, atribuyéndoles nuevos simbolismos y significados que amplían la lectura y los sentidos propuestos por su autor.

La segunda parte, «Trae todo: tiempo, teorías, tuercas, tomates... ¡tomaremos té!» continúa esta línea, pero acentúa el espíritu festivo de una de sus escenas más emblemáticas. La tercera sección, «Jugaremos con extraños personajes ¿O los personajes harán un extraño juego?» agrupa versiones de otros personajes representativos y una visión de la Reina de Corazones.

Finalmente, encontraremos cuatro muros. En el primero, se brinda un recorrido por la evolución de la ilustración, desde la que propuso el propio autor hasta posteriores ediciones en color, en base a los dibujos de John Tenniel. En los muros dos y tres, se destaca información relevante sobre el autor y Alicia Liddell, la niña a quien Carroll dedicó el libro. Por último, podrá observarse una breve muestra de cómo Alicia y su historia han crecido a lo largo del tiempo en otros lenguajes artísticos. También se muestran varios ejemplares pop up de Alicia así como un juego y otros libros, de ediciones antiguas, todos ellos pertenecientes a la colección privada de Antonio Escamilla Cid.