Fotografía colgada por Ai Weiwei en su cuenta oficial de Instagram
Fotografía colgada por Ai Weiwei en su cuenta oficial de Instagram - INSTAGRAM

Ai Weiwei «tira» piezas de Lego al váter para criticar su censura

La empresa de juguetes rechazó colaborar con él en una exposición por su perfil político, según ha denunciado el artista y disidente chino

Actualizado:

El artista Ai Weiwei ha criticado duramente a la empresa de juguetes Lego con imágenes en redes sociales con las piezas de la famosa firma en un inodoro después de que la compañía rechazara colaborar con él en una exposición por su perfil político, denuncia el disidente.

Según ha publicado el disidente chino en su cuenta de Instagram y en Twitter, Lego ha rechazado venderle sus famosos ladrillos para una exposición que tenía prevista en Melbourne (Australia) debido a la «naturaleza política» del trabajo. Se trataba de la exhibición «Andy Warhol / Ai Weiwei» en la Galería Nacional de Victoria en la ciudad australiana, un trabajo relacionado con la libertad de expresión que el artista tenía previsto inaugurar en diciembre de este año y para el que necesitaba una «gran cantidad de Legos».

«Es un acto de censura y discriminación», denunció Weiwei en las redes sociales, donde miles de seguidores han iniciado una campaña para donar sus figuras al artista tras la decisión de Lego, que la firma danesa comunicó al museo australiano el pasado septiembre por correo electrónico. En el correo enviado a la galería australiana, el Grupo Lego explicaba que sus juguetes no podían ser utilizados en ningún proyecto que contenga declaraciones políticas, religiosas, racistas, obscenas o difamatorias.

La «abrumadora respuesta» del público, en palabras de Ai Weiwei, ha provocado que el creador chino decida «hacer un nuevo trabajo para defender la libertad de expresión y el arte político» con todas las donaciones que le hagan llegar y que, según precisó esta pasada noche, aceptará. El artista anunciará los puntos de recogida en diferentes ciudades próximamente, así como la descripción de su proyecto, indicó en Instagram.

Como parte de su crítica, Ai Weiwei recuerda que días después de que la firma danesa rechazara su pedido, se anunciaron planes de abrir un parque temático de Lego en la metrópolis de Shanghái. El diario oficial «Global Times» se ha hecho eco de la noticia, y ha publicado un artículo en el que apoya la decisión de la compañía en base a diversos expertos chinos.

«La compañía no está dispuesta a dejar que la política influya en sus negocios... Ha hecho lo correcto», asegura un profesor del Instituto de Tecnología de Pekín en declaraciones al diario, que habitualmente actúa de portavoz del Partido Comunista.

Ai Weiwei es conocido por sus mordaces y satíricas críticas al régimen chino y por encabezar todo tipo de campañas en defensa de los derechos humanos no sólo en su país, sino también en el resto del mundo.