Isidoro Valcárcel Medina, en enero de este año
Isidoro Valcárcel Medina, en enero de este año - JOSÉ RAMÓN LADRA

Isidoro Valcárcel Medina, premio Velázquez de Artes Plásticas

El artista murciano (1937), padre del conceptual español, ha sido galardonado por «una sólida y coherente trayectoria de medio siglo y la sobresaliente aportación al arte desde el compromiso ético, político y social»

Actualizado:

El murciano Isidoro Valcárcel Medina (1937), uno de los mayores representantes del arte conceptual en España, ha sido premiado con el premio Velázquez de Artes Plásticas, dotado con 100.000 euros.

El Jurado, presidido por Miguel Angel Recio, y compuesto por Esther Ferrer, Bart de Baere, Iwona Blazwick, Suzanne Cotter, Marta Gili, José Lebrero, Isidro López-Aparicio y Alberto Martín, ha valorado «una sólida y coherente trayectoria de medio siglo y la sobresaliente aportación al arte desde el compromiso ético, político y social, habiéndose convertido en un referente crítico en la escena artística contemporánea internacional».

Se fue a vivir a Madrid con 19 años, donde realizó estudios de Arquitectura y Bellas Artes, aunque no los finalizó. En 2007 recibió el premio Nacional de Artes Plásticas de España. Este año ha expuesto en el MUSAC de León.

Su trabajo a lo largo de más de cuarenta años está dotado de gran rigor y coherencia. Sus propuestas suponen una actitud comprometida y alejada de los aspectos comerciales del arte. Su concepción artística puede entreverse en una de sus afirmaciones: «El arte es una acción personal que puede valer como ejemplo, pero nunca tener un valor ejemplar» Para él, el arte sólo tiene sentido cuando nos hace conscientes y responsables de una realidad personal, normalmente a través del propio juego del arte.

Inicia su trabajo desde la pintura pudiendo encuadrarse su trabajo en el informalismo, su única exposición dentro de esta tendencia la realiza en 1962 en la galería Lorca de Madrid. Posteriormente, su trabajo se encuadra en el arte objetivo, constructivista y racional; en 1967 es seleccionado para el Primer Salón de Arte Constructivista. En 1968 tras una estancia en Nueva York toma contacto con el minimalismo.

De una fase denominada por él mismo como «pintura habitable» evoluciona hacia la construcción de lugares mediante «environements» y «performances». A partir de 1972 sus trabajos se realizan en espacios urbanos principalmente y su intervención en grandes espacios dimensionales.

Con el Velázquez se premia el conjunto de la obra de un creador del ámbito de las artes plásticas. Al galardón pueden ser candidatos creadores nacionales de España y de los Estados americanos de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Las candidaturas pueden ser presentadas por las Academias de Bellas Artes, los Museos de Arte Moderno y Contemporáneo, las asociaciones de críticos de arte, los autores premiados en anteriores convocatorias, los miembros del Jurado y otras instituciones que, por su naturaleza, fines o contenidos, estén vinculados a las artes plásticas en los diferentes estados participantes.

Los anteriores premiados son Ramón Gaya (2002), Antoni Tàpies (2003), Pablo Palazuelo (2004), Juan Soriano (2005), Antonio López (2006), Luis Gordillo (2007), Cildo Meireles (2008), Antoni Muntadas (2009), Doris Salcedo (2010), Artur Barrio (2011), Jaume Plensa (2013) y Esther Ferrer (2014). En 2012 no se convocó el galardón.