Uno de los seis proyectos finalistas
Uno de los seis proyectos finalistas - FUNDACIÓN GUGGENHEIM

Dos estudios con participación española optan a realizar el Guggenheim de Helsinki

Se trata de SMAR Architecture Studio, dirigido por Fernando Jerez y Belén Pérez de Juan, y Fake Industries Architectural Agonism, dirigido por Urtzi Grau y Cristina Goberna

Actualizado:

Dos estudios con participación española figuran entre los seis finalistas del concurso arquitectónico convocado por la Fundación Solomon R. Guggenheim para diseñar un nuevo museo de la marca neoyorquina en la capital finlandesa. Se trata del estudio hispano-australiano SMAR Architecture Studio, fundado en Madrid y con sede en Crawley (al suroeste de Australia), que dirigen los arquitectos Fernando Jerez y Belén Pérez de Juan; y el Fake Industries Architectural Agonism, con oficinas en Barcelona, Nueva York y Sidney (Australia), que dirigen Urtzi Grau y Cristina Goberna.

Los proyectos finalistas fueron escogidos por un jurado internacional presidido por el estadounidense Mark Wigley y compuesto por once miembros, entre los que figura el arquitecto español Juan Herreros. Los seis estudios seleccionados dispondrán hasta el próximo mes de marzo para perfeccionar sus diseños, y el proyecto ganador será anunciado en junio de 2015.

El estudio que resulte vencedor se embolsará 100.000 euros, mientras que los otros cinco finalistas recibirán 55.000 euros cada uno. Este concurso arquitectónico, el primero que organiza la Fundación Guggenheim en toda su historia, recibió un total de 1.715 propuestas de 77 países, una cifra récord en este tipo de competiciones, según la entidad museística.

El objetivo del concurso es presentar una propuesta concreta lo más atractiva posible para la construcción en Helsinki de un nuevo Museo Guggenheim especializado en el diseño, la arquitectura y la tecnología, a fin de convencer a los políticos locales para que den luz verde al proyecto. El ayuntamiento de Helsinki ha reservado para el museo un solar de 18.520 metros cuadrados en el céntrico puerto sur de la ciudad, pero el pleno municipal todavía no ha dado su autorización final.

De hecho, el Ejecutivo de la capital rechazó en 2012 el proyecto original por un solo voto, al considerar que el coste del museo -unos 130 millones de euros- era muy elevado para las finanzas municipales, y las condiciones de explotación demasiado ventajosas para la entidad neoyorquina.

En 2013 la fundación presentó una nueva propuesta en la que suavizó los términos de la franquicia, rebajando de dos a un millón de euros anuales el coste de la licencia por usar la marca Guggenheim, y se encargó ella misma de financiar el concurso arquitectónico, en lugar de la ciudad. El Ayuntamiento de Helsinki votará sobre si autoriza o rechaza el proyecto definitivamente una vez se conozca el diseño ganador del concurso arquitectónico.

La Fundación Guggenheim calcula que el nuevo museo, que se sumaría a sus otras sedes en Nueva York, Bilbao, Venecia y Abu Dabi, atraería a unos 550.000 visitantes al año, principalmente del norte de Europa y Rusia, y su impacto económico ascendería a 41 millones de euros anuales. Helsinki fue incluida recientemente junto a Bilbao y Granada en la Red de Ciudades Creativas de la Unesco, un selecto grupo compuesto por 69 municipios de todo el mundo creado para promover la diversidad cultural y el desarrollo urbano sostenible.