Las dos obras de Warhol que alcanzaron las cotizaciones más altas, durante la subasta en Christie's de Nueva York
Las dos obras de Warhol que alcanzaron las cotizaciones más altas, durante la subasta en Christie's de Nueva York - AFP

Así fue anoche en Nueva York la subasta más cara de la Historia

En apenas dos horas Christie's vendió obras por 852,8 millones de dólares. Hubo once nuevos récords mundiales. La gran estrella de la velada fue Warhol: dos de sus obras se remataron en 81,9 y 69,6 millones

Actualizado:

La subasta de arte de posguerra y contemporáneo celebrada anoche en la sala Christie's de Nueva York se convirtió en la más cara de la Historia. En apenas un par de horas se logró un montante de 852.887.000 dólares (682.309.600 euros). Andy Warhol se consolida como el artista preferido por los nuevos grandes coleccionistas y situó dos de sus obras como las más cotizadas de la jornada. «Triple Elvis» (1963) se remató en 81,9 millones de dólares y «Cuatro Marlon» (1966) en 69,6 millones. Se produjo una puja feroz entre ocho postores telefónicos y varios clientes presentes en sala.

Las cifras son realmente espectaculares. Se batieron once nuevos récords mundiales, incluyendo artistas como Cy Twombly y Ed Ruscha. Tres obras superaron los 50 millones de dólares (además de los dos Warhol, «Sin título», de Cy Twombly, que alcanzó los 69.605.000 dólares); 23 se vendieron por más de 10 millones y 69 por encima de un millón.

Coleccionistas de 34 países de todo el mundo pujaron fuerte por obras de maestros del pop y el expresionismo abstracto como Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Willem de Kooning, Martin Kippenberger, Cy Twombly y Jeff Koons. «Esta fue una venta de extraordinaria calidad. Cada gran artista ha estado representado por al menos una obra maestra», dijo Brett Gorvy, máximo responsable de arte de posguerra y contemporáneo de Christie's. «El hito de los resultados alcanzados en esta subasta es un reflejo del entusiasmo creciente por este tipo de arte». Para Steven Murphy, consejero delegado de Christie's, «es realmente un momento histórico, que muestra el interés por el arte en todo el mundo».

Obras de una gran calidad

La venta incluyó una serie de obras maestras de colecciones privadas e instituciones públicas muy relevantes, como la Fundación Cy Twombly, la Fundación Linda Pace, la Colección Bergman y el Lisa de Kooning Trust. Muchas de las obras han estado presentes en exposiciones y la mitad de ellas aparecían por primera vez en el mercado. Ed Ruscha estableció nuevo récord por su obra «Smash», una pieza temprana de los años 60, vendida en 30.405.000 dólares tras cuatro minutos de dura batalla de pujas entre 4 coleccionistas.

«Clamdigger», de Willem de Kooning, que permaneció siempre en la colección del artista, se remató en 29,2 millones de dólares, nuevo récord para una escultura del artista. La pieza fue puesta a la venta por las nietas de De Kooning. «Sin título», de Cy Twombly, que se presentaba en el mercado por primera vez, después de estar en la misma colección privada durante los últimos 40 años, alcanzó los 69.605.000 dólares, nuevo récord mundial para el artista. Esta obra pertenece a su famosa serie de pinturas hechas sobre pizarra entre 1966 y 1971.

Pero hubo muchos récords más. «Sin Título», de Martin Kippenberger, se vendió por 22,5 millones de dólares; «Pine House (Rooms for Rent)», de Peter Doig, por 18 millones; «Child’s Companions», de Arshile Gorky, por 8,9 millones; «Der Brückechor», de Georg Baselitz, por 7,4 millones; «White No. 28», de Yayoi Kusama, por 7,1 millones; «Untitled Film Stills», de Cindy Sherman, por 6,7 millones... Y, aunque no mejoraron sus propias marcas, obtuvieron altísimas cotizaciones otros artistas. Es el caso de una monumental escultura de Jeff Koons, «Mono Globo (Naranja)», que se remató en 25.925000 dólares; y de «Abstraktes Bild», de Gerhard Richter, vendida por 31.5 millones