Una joven paseaba ayer junto a «La educación de la Virgen», obra atribuida a Velázquez
Una joven paseaba ayer junto a «La educación de la Virgen», obra atribuida a Velázquez - ISABEL PERMUY

¿Es éste el primer cuadro conocido de Velázquez?

«La educación de la Virgen», atribuido en 2010 al pintor, se exhibe hasta el día 8 en la Sala de Arte del Banco Santander en Boadilla del Monte. A partir del día 15 se verá en una exposición en Sevilla, donde se celebrará un simposio internacional

Actualizado:

Quiso el destino que solo por unas horas no pudiera presentar Emilio Botín el 10 de septiembre en la Sala de Arte Santander, en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, «La educación de la Virgen». El cuadro, atribuido a Velázquez en 2010, fue estudiado y restaurado en la Universidad de Yale -su propietario- durante tres años, gracias al apoyo del Banco Santander. La inesperada muerte del banquero suspendió la puesta de largo del lienzo en Madrid. Pero, hasta el próximo día 8, cuelga en las salas de exposiciones del Banco, a la vista de todo el que quiera admirar la que podría ser la primera obra conocida del pintor.

Los recientes estudios la datan en Sevilla, concretamente en el taller de Francisco Pacheco (su futuro suegro), y la fechan hacia 1617, época en la que el joven Diego Velázquez estaba aún como aprendiz en dicho taller. Allí coincidió con otro de los grandes del arte español, Alonso Cano, quien también pintaría, años después, en 1630, un cuadro con el mismo tema, «La educación de la Virgen». Este lienzo, que normalmente luce en la capilla de la Ciudad Financiera, se ha trasladado a la Sala de Arte y se exhibe frente al Velázquez. Un histórico reencuentro cuatro siglos después. (Sala de Arte Santander. Avenida Cantabria, s/n. Boadilla del Monte. Información: 91 259 67 18/19. Horario: de lunes a viernes, de 10 a 17 h. Sábados y domingos, de 10.30 a 14 h.)

A partir del próximo día 15 será Sevilla, ciudad natal de Velázquez, la que tome el testigo en la minigira española del cuadro. Se expondrá, durante tres meses, en el Espacio Santa Clara, antiguo convento y lugar simbólico para Velázquez, porque allí pintó a sor Jerónima de la Fuente. Y allí se medirá con otras tres obras en una pequeña gran exposición, comisariada por Benito Navarrete: «La imposición de la casulla a San Ildefonso», de Velázquez, propiedad del Ayuntamiento sevillano; «La educación de la Virgen», de Juan de Roelas, del Museo de Bellas Artes de Sevilla (se cree que Velázquez se inspiró en esta obra, recientemente restaurada, para realizar la suya), y «La Sagrada Familia», de Luis Tristán. La pintó en Sevilla en 1613, pero procede de la colección del Minneapolis Institute of Art. No estaba en España desde el siglo XIX.

Una exposición científica

Explica Navarrete a ABC que esta obra «guarda una relación muy estrecha con el lienzo de Velázquez porque se inspira en su concepto del naturalismo». Será una exposición muy científica, advierte. Junto con los cuatro cuadros se mostrará todo el estudio técnico previo a la restauración (radiografías, reflectografías...), que llevaron a cabo Ian McClure y Carmen Albendea. Aunque puntualiza el comisario que «Yale tiene claro que la obra es de Velázquez». ¿Es su primera obra conocida? «Es de sus primeras obras», responde.

Cuando John Marciari, antiguo responsable de la colección de arte europeo de la Yale Art Gallery y hoy conservador jefe del Departamento de Pintura de la Morgan Library de Nueva York, atribuyó la autoría al pintor español allá por 2010 -la investigación fue publicada en la revista «Ars Magazine»-, el cuadro se hallaba en un lamentable estado de conservación: fue recortado al menos 25 centímetros en su parte superior (también falta lienzo en los márgenes izquierdo e inferior), sufrió incendios e inundaciones, tenía grietas y numerosas pérdidas de pintura... Algunas se han restituido, otras no.

En un principio se pensó en que pudiera restaurarse en los talleres del Prado, pero finalmente la idea no llegó a buen puerto. Marciari ve similitudes entre este lienzo y primeras obras velazqueñas como «El almuerzo», del Ermitage; el «Santo Tomás», del Museo de Orleans; la «Inmaculada Concepción», de la Fundación Focus Abengoa... En primavera de 2015 está previsto que «La educación de la Virgen» viaje al Louvre, que dedicará una gran exposición a Velázquez y los maestros que le influyeron. No se sabe si antes hará una parada en el Prado.