Nuevas investigaciones sobre el naufragio de Anticitera
Restos del llamado «Mecanismo de Anticitera» - The Antikythera mechanism project

Nuevas investigaciones sobre el naufragio de Anticitera

Será financiado por marcas relojeras suizas

Actualizado:

La exposición de objetos que formaban parte del cargamento de un barco que viajaba hacia Roma entre los años 50 y 40 a.C. ha conseguido aumentar el 80 por ciento de los visitantes del Museo Arqueológico de Atenas… y poner en marcha una nueva investigación de arqueología submarina de gran interés. Se trata del naufragio, que fue descubierto hundido cerca de la isla de Anticitera (entre las islas de Creta y Citera en el Mar Egeo) en 1900 y que se inauguró el 5 de Abril del 2012 bajo el título «El naufragio de Anticitera: El Barco, el Tesoro, el Mecanismo». Ha cerrado el 29 de Junio, y ahora se prepara para ser expuesta el año próximo en Basilea (Suiza).

El Mecanismo de Anticitera y sus engranajes

El mas conocido de los objetos recuperados en este naufragio es el denominado Mecanismo de Anticitera, considerado el antepasado de los ordenadores. El arqueólogo heleno Valério Stáis, que estudió por primera vez los objetos encontrados por casualidad por un pescador de esponjas a mas de 40 metros del mar entre 1900 y 1901, describió un objeto que parecía una roca pero «mostraba un engranaje parecido al de los relojes»: se acabó descubriendo que se trataba de las partes de un mecanismo del que se recuperó mas de 30 engranajes de bronce y permite cálculos matemáticos,mecánicos y astronómicos de gran complejidad… aptos para calcular la posición de planetas,la fecha de los eclipses o la de los juegos olímpicos de la época. Todo ello fabricado en el s.I a.C.

Se encontraron junto a este mecanismo otros muchos objetos, 378 en total, muchos de los cuales no habían sido expuestos hasta ahora: ánforas, joyas, piezas de cristal, estatuas de mármol y de bronce (se dice que destinadas a ricos clientes romanos) y muchas cosas mas.

Nuevas investigaciones de suizos y norteamericanos

La consiguió, según declaró la vice Ministra de Cultura Angela Gereku que aumenten los visitantes del Museo Arqueológico de Atenas en mas del 81% y será de nuevo expuesta en el 2015, esta vez en el Museo de Arte Antiguo de Basilea, Suiza.

En el acto de cierre de la exposición en el Museo intervinieron el arqueólogo Yorgos Kakavas,Presidente del Museo Arqueológico Nacional, Theodosios Tassios,profesor emerito de la Universidad Politécnica de Atenas, Andrea Bignasca,el Director del Museo de Arte Antiguo de Basilea y Brendan Foley,el investigador principal del Instituto Oceanográfico de Woods Hole de Massachussets (EEUU).

Y entre discursos se anunció que a partir del 15 de septiembre de este año y durante un mes entero, se organizará una gran expedición submarina para investigar de nuevo el naufragio con nuevas tecnologías…que se espera aportará nuevos descubrimientos. Y la mejor noticia: ahora que por la crisis el estado griego tiene dificultades hasta para mantener sus hospitales públicos y proveer a sus asegurados de medicinas (y mucho menos para este tipo de investigaciones), la factura de esta expedición será pagada por la marca relojera suiza Hublot y otras compañías privadas griegas, norteamericanas y suizas. Menos mal, porque el coste supera los dos millones de dólares y podría alcanzar los tres millones.

Investigaciones anteriores

Este naufragio ya había sido estudiado dos veces:cuando fue descubierto por los pescadores de esponjas de la isla de Simi con el apoyo de la Marina Real griega entre 1900 y 1901 (alcanzando sus buzos los 75 metros de profundidad ) y con la ayuda del arqueólogo submarino francés Jacques Yves Cousteau y su mítica embarcación Calypso en 1976. Sin embargo ahora se sabe que los expertos tendrán mejores medios técnicos para investigar la zona marina dónde naufragó la embarcación. Brendan Foley, experto en arqueología submarina, está entusiasmado: es un proyecto que lleva preparando dos años gracias al Instituto Oceanográfico de Woods Hole de Massachussets, con la estrecha colaboración de las autoridades de la arqueología submarina griega .Está convencido de que al ser el naufragio el de un barco comercial, seguro que habrá mas objetos que formaban parte de su cargo. También se muestra seguro de la existencia de un segundo barco hundido a poca distancia que seguía la misma ruta,algo que se descubrió en sus recientes investigaciones .

Foley comenta que lleva desde el 2001 colaborando con el Departamento de Antigüedades submarinas, mientras terminaba su tesis doctoral en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachussets).Y afirma que «estoy orgulloso de que Grecia es donde se está aplicando la tecnología mas moderna. Grecia es el campo de investigación mas grande en el ámbito de la arqueología submarina y el mundo entero está esperando sus resultados».

El Exosuit

Lo mas interesante de la expedición submarina, en la que tomarán parte expertos griegos y extranjeros, será el uso de nuevo equipamiento: el Exosuit, un traje de buceo revolucionario que permite al buceador llegar a los 300 metros bajo el agua y permanecer ahí hasta 4 horas. Lo van a probar desde ahora hasta septiembre en Rhodes Island (EEUU) antes de ir a Anticitera. Los pescadores de esponja solo podían bucear hasta los 75 metros y mantenerse a esa profundidad unos pocos minutos… con lo que la diferencia del trabajo que podrán llevar a cabo los buzos con el Exosuit es espectacular.

Este traje de buceo ha sido diseñado por la compañía de sistemas de robótica Nuytco Research en aluminio con unas “articulaciones” que permiten delicados movimientos de pies y manos para los buzos que lo lleven. Tiene varios sistemas para permitir la oxigenación y la comunicación , cámaras de video … y muchas cosas mas. La nueva tecnología podrá aportar nuevos datos a este naufragio, que es ya una leyenda entre los investigadores marinos.