Fundaciones filantrópicas intentan salvar el arte de Detroit
«Autorretrato» de Van Gogh, del Detroit Institute of Arts (DIA) - ABC

Fundaciones filantrópicas intentan salvar el arte de Detroit

Nueve fundaciones comprometen 330 millones de dólares para evitar la venta de obras del Detroit Institute of Arts ante la bancarrota de la ciudad

Actualizado:

La salvación de la integridad de los fondos artísticos del Detroit Institute of Arts (DIA), uno de los mejores museos de Estados Unidos, está más cerca tras el anuncio de nueve fundaciones privadas, entre ellas la Ford Foundation, de que donarán 330 millones de dólares (240 millones de euros) para ayudar a reducir las deudas que tiene la ciudad.

La novedad de la iniciativa es que la suma no será para el DIA, sino que irá directamente a alimentar el fondo de pensiones de los trabajadores municipales, que tiene un agujero estimado de 3.500 millones de dólares. Como contrapartida, el museo dejará de estar bajo autoridad municipal y pasará a control de una fundación, lo que lo protegerá de los intentos del gobierno de la ciudad de vender algunas obras de arte para aliviar las deficitarias arcas públicas del municipio.

El principio de acuerdo, negociado en secreto a lo largo de dos meses, aún tiene que afrontar su concreción en detalles y no es seguro todavía que el ayuntamiento se abstenga de subastar parte de los fondos artísticos. Una valoración de un grupo de destacadas obras que, en su caso, se pondrían en primer lugar en venta asciende a los 866 millones de dólares. Las elevadas deudas que tiene la ciudad, que llegan a los 18.000 millones de dólares, obliga a no descartar ningún canal de financiación.

El acuerdo de las nueve fundaciones, la mayoría vinculadas con el estado de Michigan, como Ford Foundation (se prevé que aporte 125 millones de dólares), Kresge Foundation (100 millones) y James L. Knight Foundation (30 millones), permite en cualquier caso al DIA mirar con optimismo su futuro.

Al margen de lo que afecta a la extensa colección de arte del Detroit Institute of Arts, creada en los años de gran desarrollo de la capital del automóvil de EE.UU., varias fortunas han asegurado que también piensan ayudar a la ciudad. Es el caso del inversor Warren Buffett, que ha prometido donar 20 millones para ayudar a los pequeños negocios de Detroit.