«La Venus de Estepona», un diminuto tesoro de cinco mil años

B. T.
ESTEPONA Actualizado:

La localidad malagueña de Estepona sigue destapando su enorme riqueza arqueológica: a los dólmenes de Corominas, conjunto funerario prehistórico de primer orden descubierto y recuperado hace una década, se suma ahora el hallazgo de una pequeña figura femenina de arcilla datada hace 5.000 años en los terrenos que el Ayuntamiento de la ciudad cedió a la Junta de Andalucía para la construcción de un hospital.

La estatuilla, de cinco centímetros, ha sido bautizada como la «Venus de Estepona», y, según el profesor de Prehistoria de la Universidad de Málaga José Enrique Márquez, que ha supervisado los trabajos, «es un descubrimiento relevante en sí mismo, pero creo que sobre todo hemos de destacar la importancia del conjunto del yacimiento. En él se han encontrado miles de piezas de cerámica y puntas de flecha de sílex. Y algunas de las cerámicas están completas, lo que resulta apasionante para los investigadores porque eso nos permitirá investigar qué contenían». Dado que estos vestigios (a la espera de dataciones más exactas) corresponden a la misma época que los de Corominas, parece probable, según Márquez, «que estén relacionados y correspondan al mismo grupo humano».

El arqueólogo municipal Ildefonso Navarro destacó ayer la acentuación de los caracteres sexuales de la «Venus» y la especial atención a los senos, representados con dos formas de espirales. Estas figuras se interpretan como un amuleto o símbolo de fertilidad o fecundidad.