Serie B vitaminada

Actualizado:

INVASIÓN A LA TIERRA HH

Dirección: Jonathan Liebesman. País: EE.UU. Género: Ciencia ficción. Int:Aaron Eckhart, Michelle Rodriguez, Bridget Moynahan.

El momento histórico en que los marcianos (por simplificar) pasan de ser invasores a posibles compañeros de Facebook para convertirse de nuevo en enemigos mortales dice mucho de la época que nos toca vivir. Jonathan Liebesman, que sin duda ha bebido con frecuencia de la serie B (hace unos años se descolgó con una entrega más, supuestamente «El origen», de «La matanza de Texas»), apela al espíritu de los viejos títulos de los cuarenta y cincuenta. Ya es casualidad que su invasión comience con unas imágenes apocalípticas en Japón, dentro de un ataque a escala global, aunque luego la acción se concentre, como era menester, en la trinchera americana, instalada esta vez en Los Ángeles, que para eso pagan.

Desde el principio, la película recuerda a las entrañables chapuzas que se rodaban al calor de los primeros ensayos nucleares, sea esto entendido como virtud. Algunas de ellas alcanzaron el grado de obra maestra gracias a su derroche de imaginación y calidad narrativa. La reciente «Monsters», de Gareth Edwards, respetaba al máximo las premisas del género, en parte gracias a que él también padeció las benditas estrecheces presupuestarias. «Invasión a la Tierra», con un reparto casi lujoso y desde luego efectivo, hace algún guiño a aquella forma de rodar, sintética y sugerente. Demasiado pronto, sin embargo, sus formas pasan a ser menos sutiles y la chulería de billetera se impone. Al siempre apropiado Aaron Eckhart le toca incluso soltar algún tópico discurso destinado a alterar la epidermis del espectador sensible, los bichos son mostrados sin disimulo (había dinero para fabricarlos) y la magia empieza a menguar. Ya nada se saldrá del manual hasta el imprescindible final.