La ley de Mecenazgo, un proyecto inmediato

Así lo anunció ayer el ministro de Educación y Cultura en su primer acto oficial en el Prado

MADRID Actualizado:

El Prado, que se quedó compuesto y sin ministra en el último acto público de la pinacoteca en 2011, arranca el año con nuevos bríos. Los de José Ignacio Wert, flamante ministro de Educación, Cultura y Deporte, que ayer visitaba el museo pisando fuerte... y a toda marcha. El motivo de su presencia era doble: por un lado, Telefónica renovaba por otros cuatro años su compromiso como benefactor del Programa de Atención al Visitante del museo. Por otro, ayer entraba en vigor la apertura del Prado todos los días de la semana. Había gente en este primer lunes —gratuito, al igual que los días 23 y 30 de este mes—, pero aún falta tiempo para ver la acogida del público a esta medida. Wert y su equipo llegaron con puntualidad británica (antes incluso de la hora prevista). La visita de 15 minutos al museo antes de la firma del convenio se convirtió en un sprint por la galería central, posado visto y no visto en la sala de «Las Meninas» (ni tiempo para ver de reojo el cuadro) y subida al Claustro de los Jerónimos.

El acto de ayer se convirtió en un canto al mecenazgo cultural, vital en estos tiempos de crisis. Así lo entiende el presidente del Patronato del Prado, Plácido Arango —empresario y coleccionista—, quien subrayó la importancia de la firma del convenio con Telefónica como «símbolo del apoyo privado al interés público; no hay prioridad mayor que la presencia activa de la sociedad civil en el museo». El presidente de Telefónica, César Alierta, se mostró orgulloso por colaborar con el Prado, «que vuelve a demostrar su liderazgo y vanguardia», al tiempo que elogió la labor que están haciendo en el museo tanto Arango como Miguel Zugaza, que estos días celebra diez años al frente de la pinacoteca.

La intervención más esperada era la de José Ignacio Wert. Y no defraudó. Se definió como «un convencido profundo de las virtudes del mecenazgo y el compromiso empresarial en la cultura». Cree el ministro que «el Prado, la más grande institución de la cultura en España, no solo atañe a las administraciones públicas. Es muy positivo que la sociedad tome protagonismo, que colaboren lo público y lo privado». Anunció Wert que está muy avanzada la fase de elaboración del anteproyecto de la nueva ley de Mecenazgo, que «dará profundidad al fenómeno del mecenazgo mas allá de los partenariados empresariales». A preguntas de los periodistas, dijo que es una iniciativa «inmediata», aunque no quiso entrar en detalles, pues «sería descortés hacerlo antes de presentarla ante la comisión de Cultura», que se constituye hoy en el Congreso. Eso sí, advirtió que en febrero se dará un plazo concreto. También Miguel Zugaza valoró muy positivamente esta ley: «La estamos esperando todo el mundo de la cultura. Ahora que las administraciones públicas tienen menos capacidad para aportar recursos a las instituciones, es importante que la nueva ley premie el apoyo del ámbito privado. Ayudará a fidelizar los apoyos ya existentes y motivar otros nuevos».