El Ballet Nacional de Antonio Najarro descubre sus cartas
<a href="http://www.abc.es/fotos/20120321/najarro-componentes-ballet-nacional-1502557759956.html">Najarro, con los componentes del Ballet Nacional</a> - abc

El Ballet Nacional de Antonio Najarro descubre sus cartas

Hoy se presenta en el teatro de la Zarzuelael primer programade la nueva etapade la compañía

MADRID Actualizado:

Antonio Najarro toma hoy en el teatro de la Zarzuela la alternativa como director del Ballet Nacional, un cargo para el que fue nombrado hace algo menos de un año. El programa, asegura, muestra «la línea de trabajo que quiero seguir» y en él ha recurrido a varios de los más interesantes jóvenes coreógrafos del flamenco y la danza española actuales: Rafaela Carrasco, Rocío Molina, Olga Pericet, Manuel Liñán, Rubén Olmo y (éste ya no es tan joven, aunque comparta su apertura de miras) Javier Latorre. Con ellos ha creado Hansel Cereza (La Fura) «Ángeles caídos», una obra inspirada en los espíritus celestes y en la película de Wim Wenders «El cielo sobre Berlín». El programa —que estará en la Zarzuela hasta el 1 de abril— se completa con la «Suite Sevilla», una coreografía que Najarro creó para su compañía hace un año y que ahora ha adaptado para el Ballet Nacional; entre las modificaciones más significativas destaca la de la música, originalmente compuesta para dos guitarras. Arturo Tamayo ha orquestado junto a Omar Acosta la partitura, y él mismo dirigirá a la Orquesta Escuela de la Orquesta Sinfónica de Madrid.

Hay más nombres propios en estas funciones: Francisco Velasco, ex primer bailarín de la compañía, y que actuará en «Suite Sevilla»; y la cantaora Argentina, que intervendrá en la misma coreografía. Pero Antonio Najarro quiere destacar también a los artistas del propio Ballet Nacional. «Han hecho un trabajo extraordinario, porque no es un programa sencillo —dice el director del conjunto—, más bien todo lo contrario. Es complejo y exigente. Pero la predisposición y el compromiso de los bailarines ha sido total, han aceptado el reto y se han entregado con toda su energía en los ensayos; estoy muy satisfecho del resultado artístico».

Sabe perfectamente Najarro el carácter singular de la compañía que tiene entre manos. «Es un Ballet único, con un estilo único, con un repertorio único, y eso debe de ponerse en valor; ha de recuperar el papel de referente en la danza española, y tenemos que hacer lo que sea para lograrlo». Y para difundir el trabajo de la compañía quiere su director contar con las redes sociales. «Son un instrumento muy importante hoy en día para abrirnos y contar lo que estamos haciendo».

No todo es innovación. Najarro es consciente de la importancia de la historia y del legado de sus antecesores, y en el mes de octubre presentará en la Zarzuela un programa basado en el repertorio de la compañía: se repondrá el «Paso a Cuatro» de Antonio Ruiz Soler; la «Farruca» de Juan Quintero, para tres bailaores; «Viva Navarra», de Victoria Eugenia; una jota que coreografiará Pilar Azorín en homenaje a su padre, Pedro; y concluirá con «Medea», de Granero, Sanlúcar y Narros, uno de los títulos fundamentales de la historia de la compañía.