Sebag Montefiore: «Jerusalén puede desaparecer en cuarenta años»
Sebag Montefiore - ABC

Sebag Montefiore: «Jerusalén puede desaparecer en cuarenta años»

El historiador publica su biografía de la Ciudad Santa a la que ABC Cultural dedica este sábado una extensa crítica

MADRID Actualizado:

—¿Cuál era su principal objetivo al empezar a escribir este libro?

—Quería escribir un libro sobre Jerusalén que pudiese ser leído por todo el mundo. Es un libro para entender por qué Jesuralén se convirtió en la Ciudad Santa y por qué Oriente Medio está en la situación que está actualmente. Pero también puede leerse como una historia de masacres, conquistas, tragedias y grandes personajes.

—Ha escrito sobre más de tres mil años de historia... ¿cómo se documentó?

—He leído sobre Jerusalén y estudiado Oriente Medio toda mi vida. La historia de Jerusalén es la historia del mundo. Encuentras cosas sobre España, sobre cualquier país... todo el mundo está conectado con Jerusalén. Ha sido un trabajo colosal, el libro más difícil que he escrito.

—¿Cómo seleccionó los personajes?

—Elegí los más interesantes. El libro se llama «La biografía» porque está contado a través de personajes, para hacerlo más sencillo de leer. Cada capítulo es una pequeña biografía. Algunos personajes los conoces bien, como Cristóbal Colón, el Rey David o Jesucristo. De otros quizás no oíste hablar jamás, como generales, aventureros e incluso prostitutas.

—¿Hay alguno que tenga para usted mayor importancia?

—Adoro a muchos de los personajes. Me encanta por ejemplo Herodes El Grande, que construyó el templo y es una especie de mitad héroe mitad monstruo. Un personaje brutal, algo así como la estrella de Jerusalén. Pero también hay otros personajes muy interesantes: Churchill, Obama...

—Su libro ha sido un éxito de ventas, ¿cuál es su secreto?

—Escribí este libro para leerlo yo mismo. Es lo que a mí me interesa sobre Jerusalén. Me gusta leer sobre muerte, sexo, personajes... Pero es también un estudio sobre santidad, sobre religión, sobre imperio. Por un lado, es entretenido, pero por otro lado trata un tema muy serio. El secreto es que reescribí el libro hasta que era fácil de leer. Es una historia para ser leída incluso por los que odian los libros de historia.

—Tras leer su libro, cualquiera podría decir que Jerusalén es el centro de todo, miles de años de historia han tenido como centro esta ciudad. ¿Por qué cree que es así?

—Se ha convertido en el centro de todo porque la santidad es un tema muy extraño. La forma en la que las cosas se vuelven sagradas... normalmente es porque antes otra gente las consideró sagradas. Por ejemplo, es sagrada para los judíos, así que cuando los cristianos vinieron adoptaron todos los lugares que eran sagrados para los judíos, y cuando los musulmanes llegaron, adoptaron todos los lugares de los cristianos y los judíos. Así que la santidad es algo así como: si es santo para ellos, es santo para nosotros.

—¿Cuál cree que es el futuro que le espera a Jerusalén?

—Puedo ver dos futuros. Por un lado, veo Jerusalén destruído por terroristas y diplomáticos. Jerusalén puede dejar de existir en cuarenta años. Por otro lado, puedo ver un Jerusalén que es capital de dos estados dónde cada lado controla sus lugares sagrados y sus propios vecindarios. Soy optimista, creo que es posible, aunque no ahora. Pero en el futuro creo que puede haber un Jerusalén en paz. La cosa es... para que esto ocurra, cada lado debe reconocer la historia del otro, la herencia de cada uno. Y no es el caso. Quiero ser leído por palestinos e israelíes, para que ellos puedan apreciar que ambos tienen impecables pedigrís históricos anclados a Jerusalén. Y si tengo éxito en esto, incluso del modo más insignificante, será el máximo éxito para mí. LEE ESTE SÁBADO LA ENTREVISTA COMPLETA EN ABC