El Museo Smithsoniano quiere hablar español
Eva Longoria en el Capitolio - AP

El Museo Smithsoniano quiere hablar español

El Congreso estadounidense analizará la creación de un ala dedicada al arte y la cultura de los latinos

MADRID Actualizado:

El sueño de un Museo Smithsoniano Latino podría hacerse realidad antes de lo esperado. Una comisión presidencial presentó ayer en el Capitolio estadounidense una petición formal para la creación del primer museo nacional dedicado exclusivamente al arte, la historia y la cultura de los latinos. En el informe elevado esta semana al presidente Obama y el Congreso, la comisión especial —creada en 2008 durante la Administración Bush— reveló que la construcción y apertura de la institución, cuya sede estaría en el «Mall» de Washington D.C., podría costar 600 millones de dólares y que la mitad de esa suma podría ser recaudada a través de donaciones privadas.

La actriz Eva Longoria, el productor Emilio Estefan y otros 21 miembros de esta comisión también han informado que no se necesitará financiación pública durante los primeros seis años de vida del museo, un gesto en sintonía con los actuales recortes que está llevando adelante la Casa Blanca en la administración federal. En caso de que el Congreso diera luz verde a la propuesta, el Museo Latino pasaría a formar parte delInstituto Smithsoniano, uno de los mayores centros de educación e investigación de Estados Unidos con un complejo de diecinueve museos asociados que abarcan desde la Historia Natural hasta el Arte Africano, pasando por la Aeronavegación Espacial y un parque zoológico.

Latinos al poder

«Los latinos en EE.UU. son una parte clave del tejido de la nación. Hay una urgencia, un deseo y una necesidad de (tener) un museo latino en el Mall de Washington, y un mejor entendimiento de que la larga historia y contribuciones significativas de los latinos en EE.UU. benefician a todos, no sólo a los latinos», afirmó ayer Longoria, una de las principales «celebrities» que apoyan este ambicioso proyecto.

El museo también cuenta con el respaldo de los legisladores hispanos y de destacados miembros del Gabinete presidencial, algunos de los cuales participaron en el acto. La secretaria del Trabajo, Hilda Solís, consideró oportuno que el informe sea entregado a Obama, el primer presidente afroamericano en la historia de Estados Unidos y que, como hijo de un inmigrante keniano, conoce la lucha de los inmigrantes. Por su parte, el legislador demócrata de California, Xavier Becerra, dijo que el informe refleja «las aspiraciones de americanos de herencia latina desde hace décadas, de personas que construyeron este país pero que nunca han sido reconocidas».

El Museo Latino sería un paso más en «boom» de la cultura latina en Norteamérica, un fenómeno que comenzó en la década de 1990. Según el censo de 2010, una de cada seis personas es de origen latino, y los hispanos representan el 16 por ciento de la población total.