El turismo idiomático genera en España 462,5 millones de euros al año

ROCÍO BLÁZQUEZ |
SALAMANCA Actualizado:

Los extranjeros que llegan a España para estudiar nuestro idioma generan unos ingresos de 462,5 millones de euros anuales, considerando en este cómputo el gasto de los cursos, el alojamiento, la manutención, el dinero destinado al ocio y otros gastos que realizan. Teniendo como base los datos de 2007, Turespaña presentó ayer en el Congreso Internacional sobre el Valor del Españl, que se desarrolla en Salamanca, un informe en el que se han analizado todos los aspectos relativos a la incidencia del turismo idiomático en España. Durante el pasado ejercicio, 237.600 extranjeros llegaron a nuestro país para aprender o perfeccionar el español, y destinaron a su formación 176,5 millones de euros, de los que el 86 por ciento fue a los centros privados de idiomas, la opción preferida por este sector, mientras que el 14 por ciento restante unos 25,2 millones, los recibieron universidades.

Por regiones, Andalucía y Madrid concentran la mayor parte de la oferta formativa de español para extranjeros, con un 39% del total de los 627 centros que existen. Dos comunidades que, junto a Castilla y León, Cataluña y Valencia, conforman el 75,5% de todas las plazas privadas y públicas de enseñanza del español en nuestro país. Aunque el 83% de los extranjeros optan por los centros privados para aprender o perfeccionar la lengua, el 10% que prefieren las universidades se decantan por Salamanca, Alcalá de Henares y Granada. El número de turistas que llegan para aprender el español ha experimentado un incremento en los últimos siete años en 137.600 personas, hasta situarse en los 237.600 actuales. De esta cifra, más del 73 por ciento proceden de Europa, el 21,9 de América y el 3,9 de Asia, continente en el que se ha registrado un descenso de demandas. Alemania y Estados Unidos son los principales demandantes de la oferta académica española, seguidos por Francia, Italia y los Países Bajos. Otra de las variantes abordadas ha sido el perfil sociodemográfico de estos turistas: siete de cada diez son mujeres, y la mayor parte de ellos tienen entre 20 y 29 años.