La espada adquirida por la Junta de Castilla y León./ EFE
La espada adquirida por la Junta de Castilla y León./ EFE

La 'Tizona' por la que Castilla y León pagó 1,6 millones de euros es falsa

La mítica espada "Tizona" que blandió Rodrígo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, y que la Junta de Castilla y León ha adquirido por 1,6 millones de euros, es falsa.

Actualizado:

La mítica espada "Tizona" que blandió Rodrígo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, y que la Junta de Castilla y León ha adquirido por 1,6 millones de euros, es falsa.

Fuentes del Ministerio de Cultura han asegurado que se sabía desde 1999 que la espada no era la auténtica "Tizona", si bien se confirmaba que era una espada representativa de la época, de alto valor histórico, y de cuyo tipo sólo existen cuatro en el territorio nacional, una en Granada, que perteneció a Fernando El Católico, y tres en Madrid.

La supuesta "Tizona" estaba expuesta en depósito en el Museo del Ejército desde 1944 y su propietario, José Ramón Suárez de Otero, marqués de Falces, se la ofreció recientemente al Ministerio de Cultura. Sus responsables rechazaron la oferta y el marqués lo intentó con la Junta de Castilla y León, que accedió a comprarla de forma conjunta con empresarios burgaleses.

Octavo centenario del Cantar de Mío Cid

El Ministerio de Cultura alegó varios informes técnicos para no formalizar la compra por considerar su precio elevado. El informe del Patrimonio Nacional considera que "no existen datos fiables para identificar esta espada como la auténtica del Cid", el Museo Arqueológico la califica de "falsa reliquia" y el experto historiador medievalista José Godoy considera que es del siglo XV-XVI, y con añadiduras del XIX que no coinciden con la primera inscripción de la auténtica Tizona.

En septiembre de este año, la Junta de Castilla y León organiza una exposición en la catedral de Burgos con motivo del octavo centenario del Poema de Mío Cid y se pensó en la "Tizona" como la pieza protagonista, que pasaría después a engrosar las reliquias del Cid y su esposa doña Jimena que reposan en la catedral.

Cultura ha señalado que la Junta de Castilla y León conocía todos los informes técnicos que acreditan que la espada no es la auténtica "Tizona", si bien "respetamos el precio que hayan querido pagar por ella", aunque destacaron su sorpresa al haberse anunciado que será expuesta en la catedral de Burgos como la auténtica espada del Cid Campeador.