Incendio en el Museo Nacional de Brasil - EFE / Vídeo: Arde el museo nacional de Río de Janeiro

Los tesoros históricos que se han perdido en el incendio del Museo Nacional de Brasil

Se cree que los 20 millones de piezas que contenía la institución desaparecerán a causa de las llamas

MadridActualizado:

La pérdida del Museo UFRJ de Brasil pasto de las llamas, curiosamente 200 años después de su apertura, supone la desaparición de una de las instituciones más relevantes de Sudámerica dentro del ámbito cultural. Un espacio en el convergían 20 millones de piezas de extraordinario e incalculable valor de las que únicamente el 1% se encontraban en exposición. No se espera que ninguna de ellas se pueda recuperar una vez se consuman las llamas que devoran el museo desde las 19.30 hora local (00.30 GMT) del pasado domingo.

Entre las piezas que albergaba el museo destacaban la colección egipcia, que comenzó a ser adquirida en época del emperador Pedro II, la grecolatina, compuesta por más de 700 objetos, o la de Paleontología, entre la que se hallan los restos del Maxakalisaurus topai (un dinosaurio saurópodo que fue hallado en Minas Gerais). También se encontraba en esta institución el fósil humano más antiguo entre los que se han hallado en Brasil, conocido como «Luzia» y con una datación de 11.400 años.

Colección egipcia

Se trataba de la más numerosa y relevante del continente en lo que al Antiguo Egipto se refiere. Compuesta por más de 700 piezas, destaca el sarcófago de Sha-Amun-en-su, una de las grandes atracciones del museo. Este sarcófago, que data del año 750 a.C. y fue entregado como regalo a Pedro II durante su segunda visita al país del Nilo en 1876, contenía en su interior diferentes amuletos, entre ellos un escarabajo-corazón.

Sarcófago de Sha-Amun-en-su
Sarcófago de Sha-Amun-en-su - Museo UFRJ

Colección grecolatina

Nació del interés de la emperatriz Teresa Cristina de Borbón, esposa de Pedro II, por la arqueología. Natural de Nápoles, cuando se concierta su matrimonio con el emperador de Brasil llegó al continente con una amplia colección de restos recuperados durante excavaciones en Pompeya y Herculano. Algunas de estas piezas formaban parte de la colección privada de Carolina Murat, la hermana de Napoleón Bonaparte y esposa del general Joaquín Murat.

Hasta este momento, el Museo UFRJ contaba con más de 700 objetos procedentes de las civilizaciones griega, romana y etrusca.

«Luzia»

Sus restos formaban parte de la colección de Antropología Biológica de la institución. Considerada «la mujer más vieja de América» hasta el descubrimiento de « Naia» en México, su esqueleto fue hallado en 1975 por un equipo de arqueólogos dirigido por Annette Laming-Emperaire. Su fallecimiento tuvo lugar entre los 25 y 30 años de edad y cuenta con una datación superior a los 11.400 años. Gracias a la reconstrucción de su cara a través del cráneo, diferente al del resto de seres humanos encontrados hasta dicho momento en Brasil, se generaron nuevas teorías e interrogantes acerca del origen del hombre en América.

Cráneo de Luzia
Cráneo de Luzia - Museo UFRJ

El meteorito de Bendegó

Hallado en 1784 en el estado brasileño de Bahía, es uno de los meteoritos más grandes encontrados en el mundo con unas dimensiones superiores a los dos metros de ancho y al metro de largo y un peso de 5.260 kilos.

Se cree que al ser un objeto metálico es posible que sobreviva a las llamas que devoran el museo brasileño.

El meteorito de Bendegó
El meteorito de Bendegó - Museo UFRJ