Tarantino saluda a sus fans a su llegada a San Sebastián. / Efe
Tarantino saluda a sus fans a su llegada a San Sebastián. / Efe

Tarantino encabeza la lista de estrellas

El ciclón Brad Pitt aterriza hoy en la capital donostiarra, en donde ya están muchos rostros conocidos del cine

|
Actualizado:

Llegó con camisa de cuadros y aire despistado, como si se encontrara desorientado tras el largo viaje. "¡Quentin, Quentin!", gritaban las decenas de aficionados concentrados ante las puertas del María Cristina, y Tarantino sonreía dando zancadas a cámara lenta, como si acabara de llegar a la Luna o estuviera en la escena cumbre de unas de sus películas. «¡Está maquillado, está maquillado!», gritaba una fan. Y puede que lo estuviera. «This is Donostia!», bramó otro cinéfilo. «Es para que se aclare», explicaba luego a los periodistas.

Orientado o no, Tarantino marcó ayer el norte de la brújula prefestivalera. El director de Malditos bastardos presentará hoy su película en compañia de Brad Pitt, que llegará a San Sebastián a mediodía. A las seis de la tarde Pitt y Tarantino compartirán photocall en el Kursaal, luego darán rueda de prensa y finalmente asistirán al pase de su película en el Victoria Eugenia a las diez de la noche. Si el tiempo lo permite, minutos antes harán el 'paseíllo' sobre la alfombra roja que une el hotel con el teatro.

Quien no estará con ellos será Cristoph Waltz, el actor austriaco que se come la pantalla en Malditos bastados y que a última hora ha caído de la lista de invitados por «su inmediata incorporación al rodaje de la nueva película de Michael Gondry, The Green Hornet», según informó ayer la organización del Festival.

Las chicas de la tele

No viene el austríaco que hace de nazi malo en la peli de Tarantino pero llegó un amplio ramillete de rostros populares del cine español. Muchos de ellos estarán hoy en el escenario del Kursaal para la inauguración. Por eso llegaron ayer por la mañana y comieron en el restaurante Aldanondo antes de ensayar la ceremonia de hoy. Ahí estaban, con Edurne Ormazabal, Bárbara Goenaga y el donostiarra adoptivo Diego Galán como anfitriones, Emma Suárez, Pablo Rivero (conocido por su papel en Cuéntame), Goya Toledo, Francis Lorenzo, Elena Anaya y Aida Folch, entre otros.

Sí, fue día de llegadas en el que Mikel Olaciregui, director del Zinemaldia, tuvo que emplearse a fondo en su faceta de Portero de día recibiendo a sus invitados al pie del María Cristina. Llegaron los jurados, con el francés Laurent Cantet a la cabeza (es el presidente) aunque fue Pilar López de Ayala la que despertó mayor expectación. «Es la primera vez que estoy de jurado en un festival y espero estar a la altura», decía humildemente.

El presidente de la Academia de Cine y viejo amigo del Festival, Alex de la Iglesia, y el director Atom Egoyan, cuya película abre el fuego de la competición en sección oficial, también habrán dormido esta noche en el María Cristina.

Esto se va animando. El Festival se abre hoy con el ciclón Brad Pitt pero no acaba ahí. Además de Ian McKellen, premio Donostia, y Maribel Verdú, que mañana recibe su Premio Nacional de Cinematografía, en la lista de espera están Robert Duvall, Naomi Watts, Chiara Mastroianni, Miranda Otto, Brenda Blethyn, Ricardo Darín, Isaach de Bankolé, Carmen Machi, Lola Dueñas, Luis Tosar y Ariadna Gil, entre otros de una larga nómina.

Y quien tenga mono de glamour político, apunte: esta noche, junto a todas las autoridades locales, en la inauguración del Kursaal estarán la ministra de Cultura, Angeles González Sinde (una mujer del mundo del cine) y Patxi López, que podría participar en el ciclo de Nuevos lehendakaris. ¡Acción!