Raoul Wallenberg
Raoul Wallenberg - ABC

Suecia busca declarar oficialmente muerto a Raoul Wallenberg, el diplomático que salvó a 50.000 judíos de los nazis

Tras extender salvoconductos a decenas de miles de judíos húngaros para que escapasen de los nazis, Wallenberg fue detenido en las afueras de Budapest en 1945 por militares soviéticos y falleció en 1947 en una cárcel de Moscú

BERLÍNActualizado:

El Gobierno de Suecia ha iniciado el proceso para declarar oficialmente muerto a Raoul Wallenberg, el diplomático que salvó a 50.000 judíos húngaros de la muerte a manos de los nazis en la Segunda Guerra Mundial y que desapareció tras la toma soviética de Budapest.

La Agencia Tributaria sueca ha publicado en dos periódicos locales un anuncio en el que se exige a Wallenberg que se presente, antes del 14 de octubre, en su sede de Skatteverket, en las afueras de Estocolmo. Si Wallenberg -que tendría en la actualidad 104 años- no comparece, la Agencia Tributaria podrá declararlo oficialmente muerto y cumplir así el deseo de la familia de zanjar, al menos en el plano administrativo, el drama de la vida de este diplomático.

Varios familiares de Wallenberg pidieron al Gobierno sueco el pasado noviembre que iniciase los procedimientos para declararle muerto. Tras extender salvoconductos a decenas de miles de judíos húngaros para que escapasen de los nazis, Wallenberg fue detenido en las afueras de Budapest en 1945 por militares soviéticos.

Décadas después el Gobierno ruso indicó que el diplomático sueco había muerto de un ataque al corazón en una cárcel en Moscú en 1947, aunque la explicación fue recibida con amplio escepticismo.

Wallenberg, cuyo apellido da nombre a un premio del Consejo de Europa a la solidaridad, activismo y humanismo, ha sido declarado ciudadano honorario de Estados Unidos y Canadá, y ha recibido de forma póstuma varios galardones como el título Justo entre las Naciones, que concede Israel a quienes ayudaron a salvar a judíos durante el Holocausto nazi.