Una solidaria gallina de los huevos de oro

Actualizado:

«Comic Relief» es una organización benéfica creada en 1985, cuyo fin es la erradicación de la pobreza y la injusticia social en todo el mundo. Pidió la colaboración de Joanne K. Rowling, quien decidió escribir dos de los manuales que más utilizan los estudiantes del Colegio Hogwarts en las aventuras de Harry Potter: «Quidditch a través de los tiempos» y «Animales fantásticos y dónde encontrarlos». Ambos libros, publicados por Salamandra y que tendrán un precio de 832 pesetas cada uno, se pondrán a la venta la próxima semana en España y serán presentados el miércoles en la FNAC por Gomaespuma y Kevin Cahill, presidente de «Comic Relief». Sólo estarán a la venta hasta agosto de 2002.

«El dinero que se recaude fuera de Gran Bretaña irá a un fondo internacional para ayudar a los niños de algunos de los países más pobres del mundo -comenta Rowling-. Todos los que se llevan una parte en la producción de un libro aportarán sus servicios gratuitamente y donarán sus ganancias a «Comic Relief». El dinero de libreros, proveedores de papel, editores y mis derechos de autor irán a esta organización. El 80 por ciento del precio de venta será para ellos». El resto será para cubrir gastos. Dice Rowling que por cada libro que se venda, «se podrá cambiar la vida de alguien que vive en la pobreza. Al comprar un libro, al desprenderte de tu paga, estás haciendo algo por cambiar la vida de una persona que probablemente tenga tu edad y que vive en otra parte del mundo. Hay algo maravilloso en la idea de que la risa se utilice para combatir tragedias y sufrimientos. Eso es lo más hermoso».

Pero dejando a un lado el aspecto solidario, «Harry Potter» es una auténtica gallina de los huevos de oro. Se han vendido ya 117 millones de ejemplares en todo el mundo de los cuatro libros publicados hasta el momento. A falta de una semana para el estreno de la película «Harry Potter y la piedra filosofal», los cines de Londres han colgado el cartel de «No hay billetes» hasta diciembre. En Estados Unidos se proyectará en 4.000 salas y se prevé que la recaudación supere los 250 millones de dólares. Además, Coca-Cola ha firmado un acuerdo por valor de 110 millones de dólares para asociar su nombre a Harry Potter.