Se han contabilizado hasta mil marcas apócrifas para evitar la desgracia
Se han contabilizado hasta mil marcas apócrifas para evitar la desgracia - Creswell Crags

Si existe un portal al infierno, tiene que ser este descubierto en el Reino Unido

En una cueva oscura y profunda de Creswell se ha encontrado la mayor concentración de marcas apócrifas o símbolos de protección jamás encontrados en las tierras británicas

Actualizado:

Si hay un portal al infierno, tiene que ser la pequeña cueva situada en las Midlands en el Reino Unido. Ya que los expertos, según informa «The Guardian», creen que en este lugar llamado Creswell se encuentra la mayor concentración de marcas apócrifas o símbolos para evitar el mal o la desgracia jamás encontrados en las tierras británicas.

Las marcas en esta cueva en la frontera entre Nottinghamshire y Derbyshire incluyen cientos de letras, símbolos y tallas en un momento que la creencia en la brujería era generalizado. Además, como dice este medio británico, la escala y diversidad de las marcas en una cueva profunda y muy oscura no tiene precedentes, parece de película de terror.

Datos interesantes y hasta divertidos. El director de la Creswell Heritage Trust ha dicho que las marcas habían estado a la vista, que ellos sabían que estaban allí pero «le dijimos a la gente que se trataba de un graffiti victoriano. ¿Te imaginas lo estúpidos que nos sentimos?».

Y es que fueron dos espeleólogos, porque no hay acceso público a la cueva, los que alertaron de la enorme cantidad de marcas de la cueva, que era tal que profundizando en su investigación contabilizaron mil. Referencias a la virgen María, a Jesús en una cruz con forma extraña, etc.

Las letras y los símbolos eran cristianos, pero no hay que entenderlo asociándolo con la religión puesto que, según una experta consultada por «The Guardian», desde el s.XVI hasta el XIX las personas que hicieron estas marcas se hacían más bien como un símbolo protector por tradición, como el que ahora cruza los dedos.

Las marcas de las cuevas concuerdan con la historia local ya que la aldea post-medieval de Creswell solía estar mucho más cerca de las cuevas. Y lo que temían podía ser hadas, brujas, etc pero no se sabe con certeza. Las marcas de protección ritual se han encontrado normalmente en las casas e iglesias para alejar a los espíritus malignos pero ya es inusual encontrarlo en una cueva y, sobre todo, en esta magnitud. En Creswell están ilusionados por el espaldarazo turístico que puede suponer este descubrimiento.