La semana «más oscura» arranca con el tren negro

OVIEDO. Marta Frechilla
Actualizado:

Con la salida del tren cargado de escritores, periodistas e invitados de la estación de Chamartín, se puso en marcha ayer la Semana Negra. Un comienzo tradicional para un festival multicultural que, después de trece ediciones, se ha convertido en una cita consolidada. Sin embargo, sus organizadores no paran, y a las habituales mesas redondas, exposiciones de fotoperiodismo, conferencias de escritores, firmas de libros, conciertos, «chiringuitos» y atracciones de feria que se celebran en el recinto gijonés, se ha sumado este año una actividad nueva, la magia.

«Llevar la cultura a un público al que nunca se le ocurriría pasarse por una exposición o una mesa redonda —asegura Paco Ignacio Taibo II, uno de los organizadores del festival— es nuestro principal objetivo. De ahí, la mezcla chocante, casi estridente, de los 82.000 metros cuadrados del recinto donde se desarrollará la actividad del 6 al 15 de julio: «chiringuitos» junto a improvisadas salas de exposiciones; intelectuales junto a vendedores ambulantes; libros junto atracciones de feria. En una palabra, mestizaje».

Uno de los grandes atractivos es la presencia de escritores, vestigio del origen literario de esta Semana Negra. Este año estarán, entre otros, Juan Madrid, Jorge Martínez Reverte, Jean Vautrin, ganador del Goncourt en varias ocasiones; Michael Tolkin; el griego Petros Markaris o el argelino Mohamed Moulessehoul, que esta vez sí pudo salir de su país para visitar la feria gijonesa. También estará el norteamericano George R. R. Martin, uno de los más destacados escritores de ciencia ficción, o el británico Ian Watson, que junto con Aldiss, es el autor del guión de la esperada película de Steven Spielberg «Inteligencia Artificial», un viejo proyecto que Stanley Kubrick nunca llegó a realizar.