Seis mil años abrazados

Actualizado:

CELIA FRAILE

MADRID. Un enterramiento «extraordinario desde un punto de vista emocional». Así califica Eduardo Vijande Vila, director de la excavación en el Campo de Hockey de San Fernando (Cádiz) del cementerio de un poblado neolítico. La rareza estriba en que dos de los individuos se encuentran abrazados, frente a frente. Constituye uno de los pocos casos de «abrazo» conocidos, junto al de los «amantes de Valardo», descubierto en Mantua en 2007. Las últimas investigaciones señalan que este enterramiento tiene una datación absoluta de unos 6.000 años. El estudio antropológico preliminar, realizado in situ por la antropóloga Mila Macías, revela que uno es un adulto de 35-40 años, cuyo sexo está pendiente de confirmar, mientras que el otro corresponde a una niña de unos 12 años. «No hay duda. El contacto físico del enterramiento fue intencional», asevera Vijande. La extracción fue realizada en bloque por restauradores con el fin de evitar su separación y contribuir a su conservación. La espectacular necrópolis con 300 enterramientos, algunos con ajuares y otras más sencillas. Ahora falta el estudio de la dieta y las enfermedades, antes de su exposición.