Roma recuerda el estreno de las «Bodas de Sangre» de Gades

JULIO BRAVO | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El 2 de abril de 1974 vio la luz en Roma una de las obras capitales de la danza española: «Bodas de sangre», creada por Antonio Gades a partir del texto de Federico García Lorca, y que, a pesar de ser un ballet y no utilizar la palabra, es una de las mejores traducciones escénicas de la tragedia lorquiana. El próximo viernes volverá a subir al escenario del Teatro Olímpico de la capital italiana, donde se estrenó. La compañía que lleva el nombre del inolvidable bailarín y coreógrafo ha vuelto a poner en pie esta obra, que ahora lleva a Roma junto con otra emblemática pieza: «Carmen».

María Esteve, presidenta de la Fundación Antonio Gades, de la que depende la compañía, se refería ayer a «Bodas de Sangre» como «su perla coreográfica. Hasta entonces no se había tratado así el flamenco y abrió puertas a nuevas generaciones».

«Bodas de sangre» es, efectivamente, uno de los jalones fundamentales de la danza española. Antonio Gades destiló en ella la esencia del baile popular para convertirlo en obra de arte. A través de los personajes lorquianos, y con una coreografía que Stella Araúzo, directora artística de la compañía, define como «minimalista y sencilla de líneas», Gades escribió un ballet emocionante y con momentos sobrecogedores, como la pelea final a cámara lenta, un hallazgo extraordinario que todavía hoy sigue sorprendiendo y cautivando al público. La obra ha trascendido de tal manera que incluso compañías clásicas como el Ballet Nacional de Cuba, el Ballet de Nancy o el Ballet de la Ópera de Roma la han incorporado, adaptada, a sus respectivos repertorios. En 1980 fue llevada al cine, con dirección de Carlos Saura, en la que sería la primera de las tres colaboraciones entre cineasta y coreógrafo. Próximamente, el Ballet Nacional de España la recuperará para cerrar con ella las celebraciones de su XXX aniversario. La compañía de Gades no podrá, sin embargo, ser vista apenas en España.

Adrián Galia, Cristina Carnero, Joaquín Mulero, Ángel Gil, Maite Chico, Carolina Pozuelo, Luisa Serrano y Vanesa Vento encarnan a los principales papeles de esta tragedia, que fue adaptada para ballet por Alfredo Mañas, y que cuenta con música original de Emilio de Diego y escenografía y vestuario de Francisco Nieva.

Roma es la culminación de una gira que ha llevado en los últimos meses a la Compañía Antonio Gades por países como Estados Unidos, Japón, Israel o Gran Bretaña. Más de 160.000 personas han visto a la compañía en los últimos dos años, según palabras de Eugenia Eiriz, vicepresidenta de la Fundación Gades; esta institución sigue con su labor de recuperar el legado del bailarín, y entre sus últimos trabajos está la restauración de parte de la obra pictórica propiedad de Gades, con cuadros de Rafael Alberti, Antonio Saura, Modest Cuixart, Antoni Tàpies o Joan Miró.