El «Réquiem» de Verdi, en Madrid y Barcelona, por el Orfeó Català

BARCELONA. P. Meléndez-Haddad
Actualizado:

Después del «Réquiem» dirigido por García Navarro en el Teatro Real, el mismo día del centenario de Verdi. Esta obra vuelve hoy a resonar en Madrid en el Auditorio Nacional, dentro de la temporada de Ibermúsica, en versión de Christoph Eschenbach, del Orfeó Català y de la NDR Symphony Orchestra de Hamburgo (Orquesta de la Radio de Hamburgo), y mañana lo volverá a hacer en el Palau de la Música Catalana de la ciudad condal, dentro del ciclo «Palau 100», como homenaje de sendas convocatorias privadas, especializadas en el gran repertorio sinfónico, al músico de Busseto y padre de la ópera italiana.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Eschenbach, que estuvo trabajando en la preparación de esta compleja obra con el Orfeó Català en Barcelona el fin de semana pasado, se mostró «encantado tanto por el sonido que hemos conseguido como por nuestra coloración tímbrica» afirmó a ABC Josep Vila, director del conjunto coral barcelonés. Esta colaboración con la orquesta de Hamburgo se inscribe en la cada vez más consolidada proyección internacional del Orfeó. «Eschenbach es un gran comunicador y su gesto denota sus cualidades como pianista, ya que posee una claridad única desde el podio —continúa Vila—. Hemos intentado acercar la estética sonora del Orfeó a ese estilo tan operístico que posee el «Requiem», en un intento por conseguir un color que se aproxime al intenso dramatismo que posee la obra, y creo que lo hemos conseguido».

GRAN PREPARACIÓN VOCAL

El Orfeó Català es uno de los pocos conjuntos corales españoles de aficionados cuyos miembros, en un cien por cien, poseen preparación vocal. «Absoluta-mente todos nuestros miembros cuentan con un profesor de canto particular, como mínimo desde hace dos años. Esta preparación es indispensable para que el nivel del coro sea competitivo y para asumir sin riesgos partituras como este «Réquiem», todo un reto para un coro de ochenta miembros como el nuestro», que en esta ocasión contará con otros treinta intérpretes como refuerzo debido a la envergadura de la obra.

Christoph Eschenbach contará, en ambas actuaciones, con las voces de la soprano Wilhelmenia Higgins-Fernández, de la mezzo Florence Quivar, del tenor Zoran Todorovic y del bajo Attila Yun.