Reflexiones

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

CLÁSICA

SMR

Conciertos inaugurales. Int.: Tagliavini y Tamminga, órganos, Neopercusión, Orch. of the Age of Enlightment. Lugar: Catedral, Fund. A. Pérez. Auditorio de Cuenca. Fecha: 7-IV

ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE

Lo mejor de la Semana de Música Religiosa es su espíritu innovador. Parece contradictorio en un festival que se anuncia ligado a un concepto tan apegado a lo tradicional, pero quien se acerque por Cuenca hasta el domingo 12 descubrirá que siempre hay nuevas voces, proposiciones y maneras. Los conciertos inaugurales de la SMR han sido un compendio de esa voluntad.Gracias a ello ha recuperado su voz el órgano del evangelio de la catedral.

Hace unos años se restauró el de la epístola, de manera que uno y otro, cara a cara y con el coro por medio, ya dialogan y dan a conocer músicas hasta ahora obligadas casi al silencio a falta del entorno adecuado. Los organistas Luigi Ferdinando Tagliavini y Liuewe Tamminga lo demostraron en el concierto inmediatamente posterior a la ceremoniosa bendición del instrumento. Porque la liturgia es inseparable de la SMR, ya sea sacra o profana.

A esta última pertenece el concierto del grupo Neopercusión gobernado por ese mago del «ruido» que es Juanjo Guillem. En la Fundación Antonio Pérez se estrenó su «Noche oscura-oscura» sobre san Juan de la Cruz en la que Guillem da cuenta de un retrato sonoro refinado y conmovedor. También se oyó la impresionante «Saeta» de José Luis Turina, la perfilada «Le Loingpres» de Sara Mínguez y otras composiciones de Eötvos y Crumb. Y el mismo día, la imprescindible «Pasión según san Mateo» en el Auditorio. En esta ocasión, radical en los medios al hilo de teorías ya veteranas (Rifkin, Parrot) con 8 solistas asumiendo también las partes corales. Actuó la Orchestra of the Age of Enlighment con la dirección virtual de Mark Padmore, expresivo evangelista al lado del notable Cristo de Roderick Williams y de un plantel suficiente. Una versión para reflexionar en esta SMR que aún tiene mucho recorrido.