Una de las obras recuperadas
Una de las obras recuperadas - GUARDIA CIVIL

Recuperan dos cartas manuscritas de Santa Teresa

La Guardia Civil ha localizado diecinueve obras, quince de las cuales estaban en el mercado ilícito, en la operación Camarín

MadridActualizado:

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha recuperado en Valladolid 19 obras de arte, descubiertas en el mercado ilícito, entre las que se encuentran dos cartas manuscritas de Santa Teresa de Jesús y cinco piezas del Arzobispado de Valladolid que se hallaban en paradero desconocido.

La Guardia Civil ha investigado a dos personas, el titular de un anticuario y el administrador de la casa de subastas, a las que se imputan los supuestos delitos de estafa, receptación y venta ilícita de siete obras de arte integrantes del Patrimonio Histórico.

La operación Camarín se inició el pasado mes de marzo, cuando los agentes del Seprona descubrieron la compraventa, a través de una subasta en Madrid, de una pintura que podría corresponderse con una que poseía el convento de las Carmelitas Descalzas de San José, de Medina de Rioseco (Valladolid).

Pudo constatarse que la obra fue puesta a la venta por un anticuario de Valladolid a través de una casa de subastas de Madrid, quien tasó y analizó la obra. En la ficha del catálogo de la subasta se había ocultado la procedencia de la obra y se había cambiado la fecha de su creación. Este lienzo se localizó y recuperó en Madrid y fue entregado voluntariamente por el comprador.

La obra subastada pertenecía a una colección compuesta por 174 piezas, de las que 28 obras se encontraban en paradero desconocido desde el año 2005. Por ello, los agentes inspeccionaron en Valladolid el establecimiento del vendedor del cuadro, poniéndose al descubierto que la obra subastada se había ocultado con otro nombre en el libro de policía.

Valor cultural y patrimonial

Los investigadores aprehendieron siete obras procedentes de la colección, así como otras siete obras catalogadas. Por otro lado, se localizaron cinco piezas, pertenecientes a la misma colección, en instituciones de Salamanca, Toledo, Viana de Cega y Medina de Rioseco (Valladolid). Otras cuatro piezas de la citada colección fueron entregadas voluntariamente por las monjas del Monasterio del Corazón de Jesús y San José de las Monjas Carmelitas Descalzas. El anticuario había vendido ilícitamente siete obras más de la colección a personas desconocidas.

Las obras de arte recuperadas y las cedidas voluntariamente por las Monjas Carmelitas han sido depositadas en el Museo San Francisco, de Medina de Rioseco, donde se encuentra la mayoría de la obras de la colección de la que forman parte. Su recuperación tiene un elevado valor cultural y patrimonial, al incluir obras como dos cartas manuscritas autógrafas de Santa Teresa de Jesús.