El Príncipe de Asturias de las Letras premia la obra feminista de la escritora canadiense Margaret Atwood

La escritora canadiense Margaret Atwood ha obtenido en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, al que optaban 32 candidaturas procedentes de veinticuatro países. La poetisa, novelista y

AGENCIAS |
Actualizado:

La escritora canadiense Margaret Atwood ha obtenido en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, al que optaban 32 candidaturas procedentes de veinticuatro países.

La poetisa, novelista y crítica literaria obtuvo un reconocimiento internacional con la publicación de su novela La mujer comestible(1969), a la que siguieron Resurgir(1973), Lady Oracle(1977), Life Before Man(1980), Ojo de gato(1988) y The Robber Bride(1993). La trama de sus obras se centra frecuentemente en la figura de la mujer.

El acta del jurado, a la que ha dado lectura su presidente ydirector de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, destaca que la "espléndida obra literaria" de la autora canadiense explora diferentes géneros "con agudeza e ironía". Asimismo subraya que la canadiense "asume inteligentemente la tradición clásica, defiende la dignidad de las mujeres y denuncia situaciones de injusticia social".

Atwood (Ottawa, 1939) había sido propuesta al galardón por el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura, Rogelio Blanco.

La candidatura de Atwood ha llegado a la última ronda de votaciones del jurado junto a las del autor español Juan Goytisolo, el británico Ian McEwan y el albanés Ismail Kadaré.

Estas cuatro candidaturas habían sido elegidas por el jurado entre las 32 propuestas recibidas, procedentes de veinticuatro países. Entre ellas figuraban también las de los españoles Jorge Semprún y Andrés Trapiello, el uruguayo Eduardo Galeano, el japonés Haruki Murakami, el poeta libanés Alí Ahmad Said, Adonis, el coreano Ko Un, el italiano Antonio Tabucchi y el estadounidense Richard Ford.

Debate para elegir el ganador

Antes de iniciar la reunión, diversos miembros del jurado plantearon de nuevo el debate de si el galardón debía distinguir a un autor en lengua extranjera o si debería concederse a un escritor de habla hispana, circunstancia que no se produce desde que el guatemalteco Augusto Monterroso lo obtuvo en el año 2000.

Víctor García de la Concha consideraba que, aunque la internacionalización de los premios "ha sido positiva", también "sería bueno" que reconocieran "la potencia cultural del mundo hispanohablante en el ámbito de la creación literaria".

A su juicio, la eliminación de los estatutos de la Fundación que concede los galardones de la cláusula que limitaba su ámbito al iberoamericano ha generado una dinámica que ha llevado a que "los Premios Príncipe de Asturias hablen ahora muy poco español".

Por el contrario, el académico y fundador del diario La Razón, Luis María Anson, consideró que en el ánimo del jurado "no debe pesar otra cosa que la calidad literaria" a la hora de conceder "un premio internacional" a un autor "que tenga gran relieve en todo el mundo".

Entre las 32 candidaturas remitidas a la Fundación figura también la de Gabriel García Márquez, una propuesta "testimonial", según Andrés Amorós, y que "no debería figurar", en opinión del periodista y escritor Juan José Armas Marcelo, tras la anunciada negativa del autor de Cien años de soledada recibir más galardones después de obtener el Premio Nobel de Literatura.