La Policía recupera cientos de documentos del archivo de Juan de la Cierva desaparecidos desde 1998

El fondo está conformado por 938 legajos, 117 cajones, 19 archivadores, 150 carpetas y 157 libros contables

Actualizado:

La Policía Nacional ha recuperado cientos de archivos del fondo documental de Juan de la Cierva y Peñafiel, ministro de Gobernación, Guerra, Hacienda y Fomento durante el reinado de Alfonso XIII, que se encontraban en paradero desconocido. El fondo está conformado por 938 legajos, 117 cajones, 19 archivadores, 150 carpetas y 157 libros contables que el bisnieto del ministro, y secretario de la Fundación Juan de la Cierva, trasladó a un lugar desconocido en 1998.

La Policía Nacional inició una investigación sobre su paradero en el año 2013 en un almacén situado también en la pedanía murciana de Santo Ángel. En ese año, el secretario de la fundación negoció la cesión de los archivos por la cantidad de 84.000 euros a la Universidad de Murcia. Posteriormente, también intentó realizar esta operación con el Archivo General de la Región de Murcia.

Técnicos de esta universidad se trasladaron a realizar una visita de inspección y pudieron constatar la precaria situación en la que se encontraba. La propia universidad indicó la imposibilidad de adquirirlo ya que su interlocutor, el secretario de la fundación, no estaba legitimado para venderlo. Este fondo documental forma parte del patrimonio documental de todos los españoles y está protegido por leyes estatales y autonómicas, por lo que su comercialización está prohibida.

A través de numerosas pesquisas policiales, se constató que todos estos documentos habían sido trasladados desde ese almacén a otro lugar en algún momento a partir del año 2013. El pasado lunes, la investigación desarrollada por la Policía Nacional permitió la localización del fondo documental en un bajo situado en el mismo centro de Murcia capital. Allí incautó una enorme cantidad de documentos almacenados en 216 cajas de embalaje y 192 cajones de madera.

Los investigadores también tuvieron conocimiento de la existencia de otro local donde podría encontrarse otra pequeña parte de este fondo documental. Se trataba de una nave situada en el polígono industrial de Cabezo Cortao (Murcia). El pasado martes se llevó a cabo una nueva entrada y registro donde se incautaron un total de 68 cajas con nuevos documentos y libros.