Polémica restauración de un San Jorge en la localidad navarra de Estella

Seguro que muchos se acuerdan del célebre Ecce Homo de Borja, ¿verdad? Pues atentos porque hoy...

Actualizado:

Seguro que muchos se acuerdan del célebre Ecce Homo de Borja, ¿verdad? Pues atentos porque hoy les presentamos al San Jorge de Estella. Así era esta magnífica escultura del siglo XVI hasta hace muy poco. A pesar del paso del tiempo, la figura ecuestre todavía conservaba algún resto de su policromía original. Pero al párroco de la iglesia de San Miguel le debió parecer que estaba demasiado estropeada y, por su cuenta y riesgo, decidió encargarle la restauración a una empresa de manualidades local. Empresa que, orgullosísima, colgaba paso a paso la evolución de su trabajo en su página de Facebook. La denuncia surge la cuenta de la empresa de restauración ArtUs. Las imágenes colgadas en su cuenta de Twitter corren ya como la pólvora por las redes. Según explica ArtUs, lo peor es que durante la restauración lijaron el original hasta conseguir que encajase con las tres capas de escayola que ponen la guinda al estropicio. Porque de la elección de los colores mejor ni hablamos.Habrá que ver ahora si a la iglesia de San Miguel le ocurre lo mismo que a la parroquia de Borja, que tras la obra de arte de la adorable Cecilia Giménez se ha convertido en centro de peregrinación turística para los troles de medio mundo. Durante el primer año, el Ecce Homo de Cecilia hizo que el número de turistas que visitaron la localidad se multiplicasen por cinco.Y sí, en un país serio esto también pasa. Y si no vean este híbrido entre el niño Jesús y Lisa Simpson de otra artista de la restauración en un colegio canadiense. -Redacción-