Polémica en México por el premio FIL a Alfredo Bryce, acusado de plagio
Alfredo Bryce Echenique - abc

Polémica en México por el premio FIL a Alfredo Bryce, acusado de plagio

Escritores e intelectuales critican que el antiguo premio Juan Rulfo se asocie a un autor bajo esa grave acusación

manuel martíneza cascante
CORRESPONSAL EN CIUDAD DE MÉXICO Actualizado:

Las literarias aguas mexicanas bajan revueltas desde que se anunciara la concesión del premio FIL de Literatura en Lenguas Romances –antes, Juan Rulfo de Literatura Latinoamericana y del Caribe– al escritor peruano Alfredo Bryce Echenique. Un grupo de académicos ha demandado a la directora del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, y al presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Raúl Padilla, que reconsideren la decisión de otorgar este galardón al autor de “Un mundo para Julius”, acusado tiempo atrás de haber plagiado, de la cruz a la fecha, varios artículos periodísticos.

En una carta enviada a Sáizar y al antiguo rector de la Universidad de Guadalajara los académicos manifiestan su indignación por el fallo del jurado compuesto por Jorge Volpi, Calin-Andrei Mihailescu, Julio Ortega, Leila Guerrero, Margarita Valencia, Mark Millington y Mayra Santos-Febres.

En la misiva, que firman Alfredo Ávila, Antonio Azuela, Ariadna Acevedo, Benjamín Arditi, Blanca Heredia, Fernando Escalante, Gerardo Esquivel, Ignacio Almada Bay, José Antonio Aguilar, Mauricio Tenorio, Roberto Breña y Soledad Loaeza, se recuerda que, “en 2009, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual del Perú le impuso a Bryce Echenique una multa por haber plagiado 16 artículos (de 15 autores)”.

Y, más tarde, se preguntan: “¿Cómo es posible que uno de los premios más prestigiados que se otorgan en México sea concedido a un plagiario? El plagio es la apropiación indebida e ilegal del esfuerzo, del trabajo, de las ideas y de la creatividad de otros. Es por ello que consideramos que la concesión del Premio de Literatura FIL 2012 a Bryce Echenique es inaceptable y debe ser reconsiderada”.

La polvareda ha llegado a los periódicos y parece unánime la indignación y la sorpresa ante la decisión de sumar a Bryce a una lista de galardonados en la que figuran Juan José Arreola, Nicanor Parra, Augusto Monterroso, Sergio Pitol, Juan Marsé, Fernando del Paso o Tomás Segovia.

Por ejemplo, el cineasta Juan Carlos Rulfo, hijo del autor de “Pedro Páramo”, declaraba que la FIL “le está dando el premio a personas que no necesariamente son de la calidad moral que mi padre era. Precisamente por eso (ya) no se llama Juan Rulfo”.

Sin embargo, el autor de “La vida exagerada de Martin Romaña” ha desmentido –con poco éxito– que hubiera plagiado a nadie, sostiene que las acusaciones son falsedades que van cayendo poco a poco y anuncia que asistirá el próximo mes de noviembre a la Feria de Guadalajara, la más importante en lengua española, para recibir la distinción.

En México ya se vivió recientemente una polémica similar, cuando el ganador del premio Xavier Villaurrutia, el escritor mexicano Sealtiel Alatriste, fue acusado de plagio y, tras reconocer que había copiado algunos textos, tuvo que renunciar al galardón.