Doña Sofía, junto a la alcaldesa de Cádiz Teófila Martínez, inauguró la exposición sobre El Señor de Sipán - ÓSCAR CHAMORRO
exposición «el señor de sipán»

El oro de Perú llega a la tacita de plata

Doscientas joyas arqueológicas se exhiben en Cádiz, en una gran exposición inaugurada por Doña Sofía, con motivo del bicentenario de la Constitución de 1812

CÁDIZ Actualizado:

La planta baja de la Casa de Iberoamérica abre sus puertas con un tesoro incalculable en su interior. Sin duda, será una de las grandes exposiciones que ven la luz gracias a la conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812, y que mostrará por primera vez fuera de Perú una amplia selección formada por 195 piezas encontradas en los importantes yacimientos arqueológicos de la tumba del Señor de Sipán, la Huaca de la Luna y la Dama de Cao, que permitirán realizar un interesante recorrido por la cultura Mochica.

Para preparar esta exhibición de historia peruana han visitado la ciudad los principales arqueólogos que trabajaron en estos yacimientos, ya que además de una muestra de las piezas que se encontraron en las excavaciones también se llevará a cabo en la Casa de Iberoamérica una recreación de su cultura, de ahí las dificultades con las que ha contado el montaje.

La exposición, inaugurada por Su Majestad la Reina, está integrada por numerosas joyas, orfebrería, piedras preciosas, cerámicas y textiles, algunas de ellas datadas 3.000 años a. C., y que han sido cedidas por los principales museos peruanos para este viaje, ya que consideran que es una ocasión excelente para dar a conocer los 800 años de dicha cultura.

La muestra, titulada «Tesoros pre-incas: el señor de Sipán, Huaca de la Luna y la Dama de Cao», también supone un importante atractivo turístico para la capital gaditana, ya que es la primera vez que estas piezas se exhiben al público en España, lo que ha despertado un enorme interés y que probablemente se traduzca en miles de visitas desde hoy mismo hasta el próximo 10 de septiembre, cuando se dará por concluida la exposición. De hecho, aunque en principio esta exposición iba a viajar después de la capital gaditana hasta Alicante, donde iba a permanecer abierta al público otros cuatro meses, parece ser que a día de hoy aún no está confirmada su presencia en la capital levantina.

Comparable a Tutankamon

El enterramiento del Señor Sipán, cuyo descubrimiento hace ya 25 años fue comparado con el de otros acontecimientos históricos como la tumba de Tutankamon, tuvo un enorme impacto mundial a través de un documental realizado por Nacional Geographic. Desde entonces, los hallazgos se han sucedido en la zona, y en Cádiz podrán verse muy de cerca algunas de las últimas piezas halladas en dicho yacimiento.

La relevancia de estos nuevos descubrimientos en el mundo de la arqueología han permitido contar para el acto de inauguración con Doña Sofía que, durante el encuentro con la alcaldesa Teófila Martínez hace unos meses en el Palacio de la Zarzuela para tratar los actos relacionados con el Bicentenario, mostró un interés especial por esta muestra. De hecho, Su Majestad conoce dichos yacimientos, que ha visitado in situ durante alguna de sus estancias en Perú.

Su Majestad la Reina estuvo acompañada, en el acto de inauguración, por los ministros de Cultura de España y de Perú, José Ignacio Vert y Luis Peirano Falconí, respectivamente; el comisario de la exposición, Luis Hurtado, así como por la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez. Asimismo, la apertura al público de la muestra también contó con la presencia de Walter L. Alva Alva, el arqueólogo peruano que en 1987 descubrió las Tumbas Reales de Sipán, y cuyo hallazgo permitió revelar el grado de desarrollo que alcanzó la por entonces casi desconocida civilización Moche; así como con su compañero Ricardo Morales Gamarra, los dos grandes impulsores de este proyecto.

Primicia mundial

El comisario de la muestra, Luis Hurtado, calificaba ayer la exposición como una «primicia a nivel mundial» por el «excepcional» número y nivel de las piezas que se van a exponer y que van a ocupar toda la planta baja de la remodelada Cárcel vieja.

La calidad, la exclusividad y la riqueza patrimonial y cultural serán los grandes atractivos de una muestra, que se presenta como uno de las grandes atractivos artísticos del Doce y, sobre todo, de los actos relacionados con la Capitalidad Cultural Iberoamericana que ostenta Cádiz durante el presente año y que pretende convertir a la capital gaditana en el centro de la cultura iberoamericana.

De momento, los tesoros pre-incas permitirán conocer a todas las personas que visiten la Casa de Iberoamérica en estos días, una cultura que se extendió a lo largo de la costa norte del Perú, en una zona desértica, en la que creó una red de canales que permitió tener varias cosechas al año, y que desapareció sobre el año 800 d. C, tras un brusco periodo de cambio climático que obligó a una emigración masiva.

No obstante, en la zona dejaron sus tumbas, que posteriormente han desvelado cómo vivió esta cultura pre-inca, especialmente tras el descubrimiento del enterramiento del Señor De Sipán, que marcó un antes y un después en el impulso a estas investigaciones arqueológicas.