Pasqual dirigirá en el Liceu «Peter Grimes», de Britten

BARCELONA. P. M.-H./Efe
Actualizado:

El director teatral Lluís Pasqual anunció el martes que prepara la puesta en escena de una ópera de Benjamin Britten para el Gran Teatro del Liceo. Hace muchos años «que no hago ópera, vamos a ver qué pasa», dijo Pasqual durante una entrevista con la emisora COM Ràdio. En la programación del Liceo para esta temporada ya figura una ópera del compositor inglés, «Billy Budd», que llegará en un montaje dirigido por Willy Decker y que conmemora el 25 aniversario de la muerte de Britten, nacido en 1913. El anuncio de Pasqual significará su regreso a la dirección operística tras su vilipendiada versión de «Traviata».

El director catalán será el responsable de recrear la opresiva atmósfera que envuelve «Peter Grimes», título que el Liceo tenía programado la temporada 1994-95 y que no pudo llevar a escena debido al incendio que devastó el templo lírico en enero de 1994. «Peter Grimes» se paseará por el escenario liceísta entre diciembre de 2003 y enero de 2004, período en el que están previstas las funciones de esta primera coproducción entre el coliseo barcelonés y el Teatro Colón de Buenos Aires que dirigirá desde el podio Josep Pons.

Por otra parte, Pasqual también señaló que, hasta el momento, no le han invitado a dirigir en el Teatre Nacional de Catalunya y supone que ello puede obedecer a «que se me relaciona mucho con una formación determinada que es el Lliure y con su aventura propia». El director de Reus reconoció igualmente que el cine es una asignatura pendiente que «el teatro no me deja abordar, porque siempre se interpone y para hacer cine, uno ha de parar». «A mí me pasa al revés que a otras personas, no tengo proyecto pero sí productor», dijo Pasqual, quien mencionó los nombres de Antonio Banderas y Vicente Andrés Gómez como posibles colaboradores en ese campo, recoge Efe.

Pasqual, que hasta el pasado mes de diciembre fue codirector del Lliure señaló que él no «tenía que dirigir» la sala en su nueva sede de la Ciutat del Teatre: «Me encargaron un proyecto y para mí estaba muy claro que no lo tenía que dirigir. Nunca he pedido un cheque en blanco».

Para Pasqual «está claro que puede haber un Lliure» sin él y que la actual sala, en el barrio barcelonés de Gracia, debe «permanecer abierta, aunque la tiene que ocupar mucha más gente que nosotros», tal y como pretende el actual director, Josep Montanyés.