Musika-Música regresa al Barroco de la mano de Bach

S. GAVIÑA | MADRID
Actualizado:

El próximo fin de semana, del 5 al 8 de marzo, la ciudad de Bilbao vuelve a sumergirse en el Barroco gracias al festival Musika-Música. El maratoniano encuentro, organizado por la Fundación Bilbao 700 y el Ayuntamiento, y que sigue las pautas marcadas por el festival «Le folle Journé» de Nantes -también se celebra en Japón y en Portugal-, lleva por nombre este año «Bach is back». De esta manera, el compositor alemán se convierte en protagonista casi exclusivo de esta programación, en la que convivirá con alguno de sus contemporáneos, como Buxtehude y Vivaldi.

No es la primera vez que Musika-Música centra su programación en este periodo, aunque ha procurado intercalar a lo largo de sus ocho ediciones citas con otras figuras de la música como Schubert o con los nacionalismos europeos. El Euskalduna, cuyas salas han sido bautizadas en esta ocasión con nombres importantes en la vida de Bach -Eisenach, Leipzig, Köthen, Weimar...-, acogerá un total de 67 conciertos, protagonizados por más de 500 artistas internacionales.

Uno de los puntos más interesantes de esta edición es la utilización de instrumentos no muy familiares para el público, como timbales y trompetas barrocas, violas de gamba, violas de amor y clavecines. Estos últimos requieren de un cuidado exquisito por lo que más de una docena de afinadores, venidos de Francia, los supervisarán -afinándoles antes, durante y después del concierto- a lo largo del encuentro.

Entre las obras del compositor alemán que sonarán se encuentran partituras tan conocidas, como «La pasión según San Mateo», «La pasión según San Juan», «Los conciertos de Brandenburgo», su «Misa en Sí menor», las «Variaciones Goldberg». También se podrá disfrutar de algunas de sus cantantas, obras escritas para órgano, clave, violonchelo, que estarán intepretadas, entre otros, por Pierre Hantaï, Andreas Staier y François Guerrier (clave); Alexandre Tharaud, Boris Berezovsky y Javier Perianes (piano); Asier Polo y Raines Zipperling (violonchelo); Régis Pasquier y Alejandro Bustamante (violín); así como las voces de Carlos Mena y Charlotte Müller. Además participarán la Sinfónica de Bilbao, bajo la batuta de Paul Daniel; la Sinfónica de Varsovia, con Kantorow; y la Akademie Für Alte Musik Berlin.