El mundo de la cultura recuerda a la traductora Esther Benítez

MADRID. ABC
Actualizado:

Traductores, escritores, editores y representantes de instituciones culturales rindieron ayer un homenaje a la traductora fallecida el pasado mes de mayo Esther Benítez. En el acto intervinieron el director general del Libro, Fernando de Lanzas; el editor y vicepresidente de CEDRO, Federico Ibáñez; el secretario general de la Asociación Colegial de Escritores, Andrés Sorel; el editor Mario Muchnik; el traductor Ángel Sánchez Gijón, los editores Felicidad Orquín y Jaime Salinas; la coordinadora de proyectos de traducción del Instituto Cervantes, Pepa Palomero, y Salvador Agustín, de TVE, donde la traductora trabajó en un programa de libros.

Benítez nació en El Ferrol (La Coruña) en 1937 y dedicó toda su vida a la traducción de autores italianos como Italo Calvino y Cesare Pavese y franceses como Zola y Segalen. En 1992 recibió el premio Nacional de Traducción por el conjunto de su obra. Uno de sus rasgos más destacados fue, según Federico Ibáñez, «su compromiso con la profesión».