Nancy Sinatra y su hija en una imagen de 2004
Nancy Sinatra y su hija en una imagen de 2004 - AFP

Fallece a los 101 años Nancy Sinatra, primera mujer de Frank Sinatra

Permaneció enamorada de él toda su vida y después de divorciarse se convirtió en su amiga y confidente.

Washington D.C.Actualizado:

La suya es la historia de un único amor en la vida, aunque su matrimonio se quebró doce años después de la boda. Nancy Sinatra, la primera de las cuatro mujeres con las que se casó el actor y cantante Frank Sinatra, falleció la noche del pasado viernes, aunque no se conocen los detalles. Su hija, la cantante de mismo nombre, hizo pública la noticia mediante una nota en Twitter: «Mi madre falleció pacíficamente esta noche a la edad de 101 años. Fue una bendición y la luz de mi vida».

Nancy, una de las ocho hijas del matrimonio de Michaelangelo Barbato y Jennie Fogacci, nació en Jersey City el 25 de marzo de 1917. Conoció a Frank Sinatra en 1934 en Long Branch, una ciudad costera de la bahía de Jersey, el mismo lugar donde quince años después nació el cantante Bruce Springsteen. Ella tenía 17 años y él 19. Las familias de ambos, de origen italoamericano, veraneaban allí. Se casaron cinco años después de conocerse.

La boda tuvo lugar en la Iglesia Nuestra Señora de los Dolores, de Jersey City, donde vivieron antes de trasladarse a Hasbrouck Heights, en Nueva Jersey, y posteriormente a California una vez despegó la carrera de Frank Sinatra. Según señala The New York Times, la pareja vivió de forma muy humilde al comienzo de su matrimonio. Tan solo dos días después de la boda ambos volvieron a sus respectivos trabajos. Nancy como secretaria en una imprenta, él a un restaurante donde trabajaba como cantante y camarero.

La pareja tuvo tres hijos, Frank Jr. y Nancy, ambos cantantes, y Christina, actriz y productora. Ella se dedicó a llevar las labores de la casa y a cuidar de los pequeños. Cocinaba, cosía su ropa y apoyaba las aspiraciones profesionales de su marido. Incluso le acompañó embarazada en sus giras con la banda del trompetista Harry James, una de las primeras oportunidades profesionales de Frank Sinatra.

Todo se torció en California, cuando el cantante comenzó su carrera cinematográfica. Después de muchos rumores de infidelidad, se enamoró de Ava Gardner. Frank solicitó el divorcio, a lo que Nancy se resistió durante un tiempo. «Era algo demasiado bueno y precioso como para renunciar a ello», señaló ella en una entrevista en 1950. Del divorcio sacó la custodia de los hijos, una casa en un lujoso vecindario de Los Angeles, un Cadillac y un porcentaje anual de lo ingresos de su primer y único marido. También una amistad de por vida con Frank Sinatra, que dijo en 1952 que en ella «encontré belleza, calidez y comprensión».

Hasta su muerte en 1998, el actor y cantante encontró en Nancy una amiga y confidente a la que visitaba con cierta frecuencia. Discreta en su vida privada, Nancy dedicó gran parte de su vida a obras de caridad. En su libro «Por qué importa Sinatra», Peter Hamill escribió que a la pregunta de por qué no se volvió a casar nunca, Nancy respondió: «¿Después de Sinatra?».