Miguel Narros: «Los reconocimientos te sirven para saber que no estás solo»

MADRID. P. M. Víllora
Actualizado:

Miguel Narros, que acaba de ser galardonado con el Premio de Teatro de la Comunidad de Madrid, estrena hoy en Pamplona «La dama no es para la hoguera», de Christopher Fry, una obra de la que, según afirma le «atrae el afán de una serie de autores, y voy a hablar también de Valle y Lorca, por recuperar la poesía y el lenguaje en el teatro. Fry le da mucha importancia a la palabra, cosa que es fundamental en el teatro, donde es muy importante la acción, pero la acción está también en la palabra, porque la palabra, como la entienden Fry o Lorca, es una palabra llena de acción.

—La versión es de Rosa Chacel, que no era una persona específicamente de teatro. ¿Ha tenido que hacer cambios sobre su texto?

—No he tenido que hacer ningún arreglo, porque lo que hizo Rosa es una maravilla. No sé inglés y no puedo hablar del texto de Fry, pero imagino que la traducción es tan importante como su texto, porque es de un lenguaje castellano maravilloso y de una gran rotundidad.

—¿Cómo ha recibido el premio?

—Es un poco el reconocimiento de que tu trabajo no es inútil. Es más que nada una satisfacción y un estímulo para seguir trabajando.

—¿Todavía necesita estímulos?

—En todo tipo de creación se hace siempre una labor en solitario. Este tipo de reconocimientos te sirven para saber que no estás tan solo.

—¿Se siente solo como director de escena? ¿Le falta ver otros maestros a su alrededor? ¿Cuál es la soledad de Miguel Narros?

—Es un poco todo. Me siento solo porque, aunque en el trabajo estoy acompañado, llegan unas horas en las que estás con tus problemas, con tus dudas, y entonces hay una soledad tremenda. Y que no haya a tu alrededor la gente que tu querrías tener, es algo parecido; eso no es soledad, pero es vacío.

—Este premio lo han recibido también Adolfo Marsillach y José Monleón. ¿Tener esos precedentes le da más mérito al premio?

—Claro que sí, y también le dan mérito las gentes de otras modalidades con las que has coincidido en este premio. Soy un gran admirador de Antoñito López, de Muñoz Molina, de Borau... Que te den un premio con esta gente es para sentirte orgulloso.

—Le premian cuando tiene en la cartelera de Madrid «Panorama desde el puente». ¿El premio compensa del poco tiempo que este gran espectáculo estará en Madrid?

—No tiene nada que ver. La obra se ha firmado para un tiempo determinado según las necesidades de un teatro. Sí hay que buscar una forma para que la obra siga en Madrid.

—¿Le ha sorprendido la extraordinaria aceptación de la obra?

—No, pero sí. Es decir, yo la he hecho para que la gente esté contenta y le guste y la acepte.