Más entradas y más danza en la próxima temporada del Teatro Real

El aumento de la oferta de ballet y el incremento en un 37 por ciento del número de entradas de venta libre, además de la colaboración entre el coliseo madrileño y el Liceo de Barcelona, son algunos de los puntos que definen la próxima temporada del Teatro Real. Una programación «equilibrada» según el gerente, Juan Cambreleng, y el director artístico y musical, García Navarro, en la que, sin embargo, se pueden apreciar algunas ausencias.

Actualizado:

El gerente del Teatro Real, Juan Cambreleng, definió ayer la programación de la próxima temporada como «equilibrada y bonita, con magníficos cantantes». Opinión que secundó García Navarro, corresponsable de dicha programación, sin dejar de subrayar la existencia de ciertas «limitaciones que no podemos saltarnos y que son consecuencia de los presupuestos».

VUELVE EL ABONO DE BALLET

Entre las principales novedades respecto a temporadas anteriores, Cambreleng destacó el incremento de entradas de venta libre (fuera de abono), que pasa a ser de 43.928, doce mil más que en el curso 2000-2001. Medida con la que se pretende «acercar el Teatro a nuestro público», según Cambreleng. También se recupera el abono de ballet, con 22 funciones, que se repartirán entre cuatro compañías: el Ballet de Montecarlo; el Ballet de la Comunidad de Madrid, que dirige Víctor Ullate; el Royal Danish Ballet y el Ballet Nacional, de Elvira Andrés.

En lo que respecta a la ópera, se aprecia un leve incremento de funciones (pasa de 72 a 76 ) que se desglosan en ocho títulos, cinco de los cuales son nuevas producciones (tres de ellas en colaboración con el Liceo de Barcelona, lo que significa un «hermanamiento» entre ambos teatros).

GRAN PRESENCIA ESPAÑOLA

Abrirá fuego «Rigoletto», de Verdi, que contará con el debut de Carlos Álvarez, que estará acompañado por Isabel Rey. Un reflejo de la cada vez mayor presencia de artistas españoles en el Real, que se verá reforzado con el debut en el foso del director Jesús López Cobos, en «Così fan tutte», que contará además con el estreno en la escena operística de Josep María Flotats. «Lucia de Lammermoor», de Donizetti, estará interpretada por Edita Gruberova, que se alternará con la granadina María José Moreno, quien debuta en el papel; «Pelléas et Mélisande» de Debussy, contará con María Bayo como protagonista, mientras que «Falstaff», que llegará en la producción realizada por Giorgio Strehler en 1980, tendrá a Manuel Lanza en el papel de Ford. El doble programa que incluye el único título español, «Babel 46» de Montsalvatge, estrenado en el Festival de Peralada y con el que se quiere homenajear al compositor en su 90 aniversario, y «L´Enfant et Les Sortilèges» de Ravel, supondrán la vuelta de Ros Marbá al foso del Real. Por otra parte, el coliseo madrileño asumirá en solitario la producción de «Madama Butterfly», con Mario Gas como director de escena.

El capítulo operístico lo cerrará la ambiciosa presentación del ciclo completo de la tetralogía «El anillo de los Nibelungos» de Wagner, en coproducción con la Ópera de Dresde, que se desarrollará a lo largo de cuatro temporadas, avaladas por el mismo equipo: Peter Schneider, en lo musical, y Willy Decker en la escena. El ciclo dará comienzo con «El Oro del Rhin». Completarán la programación lírica cuatro conciertos (Julia Varady, Frederica von Stade, Natalie Dessay y Ben Heppner) y un concierto sinfónico-coral («La dominación de Fausto», de Berlioz

AUSENCIAS

AQUILES MACHADO: Por «exigencia de la dirección escénica», G(Graham Vick), el tenor venezolano ha sido sustituido por Giuseppe Sabbatini en «Rigoletto». «No existe conflicto entre el Real y el artista—aseguró Cambreleng—. Hay gestiones para que Machado venga a cantar la siguiente temporada lo que quiera, en convergencia con el teatro», matizó.

JOSÉ CURA: Después de la tempestuosa participación en la presente temporada, el tenor argentino no participará en la próxima con «Pagliacci» y «Cavalleria rusticana», como estaba previsto. «Es un tema estrictamente personal del artista —aseguró García Navarro—. Ha decidido no cantar no sólo en este teatro, sino en ningún otro teatro de España».

NACHO DUATO: A pesar del órdago que lanzó la semana pasada el bailarín y coreógrafo, con la prensa como testigo, el Real no cuenta con él y sí con otras dos compañías españolas. «Está claro que no va a actuar la Compañía Nacional de Danza que ya ha actuado aquí en cinco ocasiones», sentenció García Navarro.

TELEVISIÓN ESPAÑOLA: Otra temporada sin que el ente público muestre sensibilidad hacia laprogramación del Real. «Es un tema que no depende del teatro que pone todo tipo de facilidades —explico Cambreleng—. TVE no gasta dinero en este tipo de cosas, no es un producto rentable. Sin embargo, mantenemos gestiones con otras opciones como Forta».).