Julie Andrews protagonizó la versión cinematográfica de Mary Poppins de 1964. /ARCHIVO
Julie Andrews protagonizó la versión cinematográfica de Mary Poppins de 1964. /ARCHIVO

Mary Poppins debuta en Broadway

La nueva temporada de la comedia musical de Broadway comienza a mediados de este mes con el debut de Mary Poppins, el estreno de un espectáculo con canciones de Bob Dylan y la reposición de clásicos

EFE |NUEVA YORK
Actualizado:

La nueva temporada de la comedia musical de Broadway comienza a mediados de este mes con el debut de Mary Poppins, el estreno de un espectáculo con canciones de Bob Dylan y la reposición de clásicos como A Chorus Line y Les Misérables.

La llamada "meca de los musicales" acogerá 15 estrenos mundiales de aquí a finales de año, incluidos The Vertical Hour, una obra teatral de David Hare cargada de drama y romance, en la que la actriz Julianne Moore (Magnolia) hace su debut en Broadway.

Con el propósito de atraer mayor público, los productores de Broadway han recurrido en los últimos años a estrellas de Hollywood (Julia Roberts, Ralph Fiennes), músicos famosos (Phil Collins, Elton John, Cindy Lauper) y adaptaciones de populares filmes al escenario. Esta nueva temporada no podía ser diferente.

La música de Bob Dylan, protagonista

La música del mítico Bob Dylan es la protagonista en la pieza The Times, They Are A-Changin', el título de una de sus canciones más famosas, y que fue una suerte de himno de los movimientos de derechos civiles y contra la guerra en Vietnam durante los años 60.

El musical, ambientado en un circo, lleva además el sello de la prestigiosa coreógrafa Twyla Tharp, quien debutó en Broadway hace tres años con la obra Movin' Out, con música de Billy Joel.

Disney sigue marcando tendencia

Otra tendencia reciente en Broadway es la de adaptar películas y en ello han sido pioneros los estudios Disney, que en esta temporada están apostando por Mary Poppins, tras los éxitos de La Bella y La Bestia y El Rey León. Ashley Brown encarna a Mary, una niñera con poderes mágicos que cambia la vida de una familia, y que en la versión cinematográfica de Disney de 1964 fue interpretada por la legendaria actriz Julie Andrews, papel con el que obtuvo un Oscar como mejor actriz.

Disney no recibió muy buenas críticas la temporada pasada con su montaje de Tarzán, pese a que contaba con música de Phil Collins, pero ahora confía en una buena taquilla para Mary Poppins, cuyo productor asociado es Cameron Mackintosh, el mismo de éxitos como El Fantasma de la Opera, Miss Saigón y Cats.

Reposición de clásicos

Mackintosh también está resucitando el musical Les Misérables, que estuvo poco más de una década en cartel y en cuyo nuevo elenco se encuentra la reconocida actriz panameña Daphne Rubin-Vega, en el papel de Fantine. De hecho, las reposiciones de los llamados "clásicos" parece ser parte de la fórmula en la duplicación de los ingresos por taquilla de Broadway de la última década, de 432 millones de dólares en 1995 a 825 millones de dólares en el 2005.

Entre los regresos de esta temporada está A Chorus Line, un musical cuyo tema son los mismos musicales de Broadway y que se sitúa en cuarto lugar respecto al número de semanas que estuvo en cartel, después de El Fantasma de la Opera, Cats y Les Misérables, todas del productor Mackintosh.

Otra reposición es Company, un musical de los años 70 de Stephen Sondheim en el que el actor hispano Raúl Esparza hace el papel principal de Bobby, un soltero de treinta y tantos años, inteligente e irónico, que suele rodearse de amigos casados.

Un clásico de Broadway, Chicago, tendrá por su parte un "revival" especial de solo una noche, en noviembre, con algunos de los actores del elenco original, entre ellos Ann Reinking, Bebe Neuwirth, James Naughton y Joel Grey.