Macaco sigue su instinto en «Ingravitto»

Agencias
Actualizado:

Con un explosivo cóctel de rumba catalana, reggae, hip hop, ritmos africanos y música electrónica, Macaco se ha convertido en uno de los grupos españoles de más éxito nacional e internacional, un éxito al que ahora añade su cuarto álbum, "Ingravitto". "Es el disco en el que he seguido más mi instinto", dice Dani "Macaco" Carbonell, el líder de esta formación catalana que aglutina a músicos de diversos rincones del planeta y que predica la "fusión sin confusión".

La Mari de Chambao, Muchachito Bombo Infierno y el rapero italiano Caparezza, además del grupo de percusión Nacao Zumbi, son algunos de los colaboradores que Dani "Macaco" ha buscado para este nuevo trabajo. "Son gente que me gustan como personas y como músicos, porque esto no es un intercambio comercial, es un intercambio sentimental", dice este músico catalán, un cantante que fue la primera voz de Ojos de Brujo y que invita a otros artistas a sus trabajos con la misma naturalidad con la que otros reclaman la suya.

Hijo de un pianista de jazz y de una cantante -cuya voz fue la que dobló al español las canciones que Julie Andrews cantaba en la película "Mary Poppins"-, Dani Macaco asegura que en "Ingravitto", que hoy sale a la venta, las canciones han salido "de donde salen siempre, de donde tienen que salir, del corazón". Muchas de ellas han sido compuestas durante la larga gira que ha llevado a cabo desde el 2004 con su último disco, "Entre raíces y antenas", con el que ha actuado hasta en Taiwan."Dimos allí dos conciertos, en cada uno había tres mil personas y se sabían las canciones", cuenta sorprendido de cómo les ha ido la cosa teniendo en cuenta que su verdadera promoción "ha sido el boca a boca".

En aviones, autobuses, hoteles, en "momentos que te recolocan después de los conciertos, donde se vuelca toda la energía y hay veces en los que estoy como ido", han ido surgiendo "los bocetos" de estas catorce canciones, que luego cocina "sin la tiranía de relojes" en su propio estudio, El Murmullo, y edita en su propio sello, Mundo Zurdo, porque el colectivo Macaco tiene por ley que "en lo pequeño está la fuerza"."Tenía claro que quería un disco de canciones, sin demasiados arreglos, que el virtuosismo fuera seguir la norma de que menos es más", asegura Dani Macaco, que cree que con este álbum, en cuya producción han trabajado Jules Bikoko y Roger "Ferrero" Rodes, inaugura una nueva etapa basada en "sacar la paja, ir a la esencia"."Con la mano levantá" o "Mama tierra", en la que compara la Naturaleza con una madre y anima a respetarla y cuidarla, son dos de las canciones que abren este álbum que rezuma sentimientos positivos, aunque en alguno de ellos se cuele la nostalgia.

"No pretendo ir de gurú, yo soy aprendiz de la vida, pero la vida me ha enseñado unas cuantas cosas y yo, siendo cantante, puedo decir algo más que how much I love you", cuenta este músico al que le gusta "hacer correr mensajes" en distintos idiomas ya que tiene como máxima una frase de Stanislaw Jerzy "aprende lenguas, incluso las inexistentes". Aunque ya ha ofrecido algunos conciertos de este "Ingravitto", el 26 de abril actuará en Madrid y el 4 de mayo en Barcelona y entre tanto iniciará una larga gira que le llevará a casi todos los festivales de música que se celebran en España, para después emprender su recorrido internacional, que este año posiblemente le llevará desde Miami a Angola.