Lluis Llach. ABC

Llach estrena su «Temps de Revoltes» en Madrid

MADRID. Luis Martín
Actualizado:

A estas alturas, parece evidente que su ya penúltima grabación, «9», sólo fue, desafortunadamente, un espejismo. Lluis Llach, responsable de canciones tan emblemáticas para la música popular catalana como «L´estaca» o «La gallineta», ha decidido en su último disco abandonar la desnudez emocional e instrumental de aquellos conciertos, para ofrecer de nuevo unos recitales conceptuales repletos de caprichos sinfónicos y pretenciosidad sonora.

La idea tiene como origen una cantata, «Germanies 2007», que encuentra equivalencias con la que, en 1992, quiso protagonizar el compositor en el marco de los actos culturales previstos durante el desarrollo de las olimpiadas de Barcelona. A diferencia de esta última —cuyo estreno se vio frustrado durante las fiestas de La Mercé, por razones económicas—, «Germanies 2007» ha corrido mejor suerte, dándose a conocer públicamente hace ahora justo un año en la plaza de toros de Valencia. Los resultados, sin embargo, son idénticos: Lluis volcó entonces las ocurrencias de «Cantata para Barcelona» en la pesadumbrada producción «Un pont de mar blava» de 1993, e igualmente, vuelca ahora los de «Germanies 2007» en su reciente disco «Temp de revoltes».

Al madrileño Teatro Albéniz viene el cantautor catalán, a partir de mañana, a estrenar las composiciones de este nuevo espectáculo, cuya temática —el futuro de los países catalanes— será desarrollada a lo largo de un serial de cuatro recitales, que le mantendrán entre nosotros hasta el próximo sábado 5. El recinto, así mismo, abrirá sus puertas a la nueva banda de la que se hace acompañar Lluis Llach para levantar estos contenidos: los guitarristas Tato Latorre y Laura Almerich (ésta última, doblando en acordeón), la celista Anna Comellas, el percusionista Dani Forcada y la violinista Edith Maretsky. Todos dibujan sus trazos con mimo y cuidado en el álbum objeto del recital, pero quedan por dilucidar cómo serán resueltas colaboraciones como la que prestan al disco la cubana Lucrecia o las corales Infantil de L´ Orfeó Català y el Conjunt Vocal de L´institut Jean Luçat de Perpignan, dirigidos ambos por Lluis Vilamajor y Jean Michel Vallot.