El uso de los pronombres le, la, lo y sus correspondientes plurales generan dudas
El uso de los pronombres le, la, lo y sus correspondientes plurales generan dudas - ABC

Laísmo, leísmo y loísmo: comprueba en este test si nunca te equivocas

El mal uso de estos pronombres supone uno de los problemas más habituales a la hora de construir frases

Actualizado:

El uso de los pronombres «le», «la» y «lo» y sus correspondientes plurales generan dudas «y no es raro que se usen impropiamente en lo que se conoce como leísmo, laísmo y loísmo, respectivamente», explica la Fundeu.

De hecho, a este respecto la RAE, tras dar las pautas para su uso correcto, comenta: «A pesar de la aparente simplicidad del sistema, existen casos excepcionales o aparentemente excepcionales dentro de la norma, así como una enorme variedad en cuanto a los usos efectivos en las distintas zonas hispanohablantes».

Así, diremos que lo primero que hay que tener en cuenta al usar los pronombres «la», «le» y «lo» es que no depende de que sea una persona, un animal o una cosa, sino de que funcione como complemento directo («la» y «lo») o indirecto («le»). El leísmo y el laísmo, junto al loísmo, suponen uno de los problemas más habituales a la hora de construir frases, como hemos dicho.

De esta manera, en ABC hemos preparado un juego para comprobar si te manejas bien este fenómeno. Recordemos que leísmo es el mal uso del le o les cuando debería utilizarse «la» o «las» o «lo» o «los». El laísmo sería el mal uso del «la» y «las» por «le» o «les». Y el loísmo es la utilización de «lo» o «los» como complemento indirecto en lugar de «le» o «les».

Según el libro «Las 100 dudas más frecuentes del español», el uso de estos pronombres y su mal manejo depende mucho de los territorios donde se habla español. «Grosso modo, podemos establecer dos grupos: las áreas de sistema pronominal de caso o sistema etimológico, donde el pronombre se elige según la función sintáctica que desempeña (prácticamente toda América y la mayor parte de las regiones españolas); y las áreas innovadoras, donde el pronombre se selecciona de acuerdo con rasgos semánticos del referente (zonas de la cornisa cantábrica (asturias, Cantabria, el País Vasco), casi toda la zona de las dos Castillas (Castilla-La Mancha y Castilla y León) y Madrid)», dice este libro.