Fachada del Teatro Real en la Plaza de Oriente
Fachada del Teatro Real en la Plaza de Oriente - ABC

José Guirao se reunió con los directores del Real y la Zarzuela

«Hemos tenido una reunión gratísima, desde una posición de máxima cordialidad y máxima transparencia», explica a ABC Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, presidente del Patronato del Teatro Real

Actualizado:

Son días de reuniones constantes para José Guirao, nuevo ministro de Cultura y Deporte, que tiene entre manos uno de los temas calientes del mundo artístico en España: el Real Decreto de la fusión entre el Teatro Real y el Teatro de la Zarzuela. Mañana mismo, el flamante ministro hará pública su decisión de continuar el proyecto de fusión o suspenderlo por medio de un decreto revocatorio. Por ello, después de haberse reunido la semana pasada con los sindicatos implicados, ayer Guirao intercambió pareceres con los responsables directivos de ambos teatros.

«Hemos tenido una reunión gratísima, desde una posición de máxima cordialidad y máxima transparencia», explica a ABC Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, presidente del Patronato del Teatro Real. «La decisión está en sus manos. Los momentos son los que son. Siempre he dicho que el Real tiene un proyecto apasionante por sí solo, y unido a la Zarzuela tiene otro proyecto apasionante», añade.

En la misma posición, por cierto, se situó Ignacio García-Belenguer, director general del Real, que transmitió su «pleno respeto» a la decisión del ministro. «El Gobierno está haciendo lo que tiene que hacer llamando a las partes implicadas y, cuando tenga una visión integral de todas las partes, tomará una decisión. Nosotros tendremos un pleno respeto a lo que se decida», afirmó.

Por su parte, la Plataforma en Defensa del Teatro de la Zarzuela, formada mayoritariamente por sus trabajadores, envió una carta al ministro en la que le «apremian» a que derogue, y no solo suspenda, el Real Decreto de la fusión.

Petición de suspensión

La suspensión, dice la Plataforma en su misiva, registrada ayer en el Ministerio, «implica necesariamente la entrada en vigor (aunque, por el momento, no se aplique) de un instrumento legal que ha abierto un conflicto innecesario, generado por la imprudencia e ineficacia de los responsables del anterior Gobierno».

Así con todo, Guirao, que también se reunió con Daniel Bianco, director de la Zarzuela, ya adelantó en una reciente entrevista que «si tiene claro» que no debe hacerse la fusión propondrá la derogación del Real Decreto cuanto antes. También que «si tiene dudas», al menos pedirá su suspensión para que no entre en vigor con la próxima aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.