José Antonio Camacho
José Antonio Camacho - ABC
ESPAÑA, CAMISA BLANCA

José Antonio Camacho: «Sin un Mundial, Messi no puede ser el mejor»

El legendario jugador y entrenador está ausente de los banquillos desde hace algo menos de un año

Actualizado:

No me creo que le guste la vacación.

Siempre me han gustado pero nunca he podido disfrutarlas de verdad, hasta ahora, que estoy con mis hijos y con mis nietos.

¿Volvería a entrenar en España?

El entrenador ha pasado a un segundo plano. Lo han quitado. No tiene la fuerza que tuvo. Ahora mandan más el secretario técnico, el director deportivo, y el presidente está en todas partes.

La suerte es más importante que el talento, Garci lo dice.

Valverde sabe hacer las cosas, sabe trabajar, sabe llevar al equipo. Pero después de todo este trabajo, que es importante, Garci tiene razón, y también en el fútbol lo más importante es la suerte. Match point. Una última jugada puede cambiarlo todo. Trabaja mucho, pero como no tengas suerte estás perdido.

La mala suerte.

El Barça no tuvo mala suerte en Liverpool o en Roma. Tuvo mucha suerte en el Camp Nou. Pero volviendo a lo de la suerte, el córner del último gol no fue una jugada de estrategia. Fue un córner y un córner con suerte.

Zidane.

Lo importante es tener un buen equipo, mantener la tensión y la agresividad. Ni siquiera necesitas a los mejores jugadores del mundo: basta con que puedan aspirar a serlo y tengan ganas de serlo.

Refuerzos.

La Champions es la mayor de las batallas y ningún rival te va a regalar refuerzos. Hablar de reforzarse es fácil pero es más difícil lograrlo.

Neymar.

Neymar necesita volver a estar en la cumbre. Él sabe que su salida del Barça y su paso por el PSG no han sido positivos para su carrera, y ahora mismo le falta este plus que tienen Cristiano y Messi para estar otra vez entre los mejores del mundo. Si es inteligente…

¡Si es inteligente!

Si lo es se centrará y hará las cosas bien, porque donde vaya tendrá una espada sobre su cabeza y si no cumple su carrera peligrará.

Holdings.

En mi época los entrenadores tenían más fuerza. En el vestuario mandaban ellos. Ahora muchos jugadores, más que futbolistas son un holding, y por supuesto mandan mucho más que el entrenador.

¿Un Mundial o una Champions?

Ganar un Mundial es lo máximo a lo que puedes aspirar.

Messi.

Messi es un muy buen jugador, pero no puedes ser el mejor del mundo, ni de la Historia, si eres argentino y no ganas un Mundial. Hay países con menos tradición y no ganar un Mundial puede ser menos significativo. Pero Argentina es una primera potencia. No, sin un Mundial Messi no puede ser el mejor.

Argentinos.

No haber ganado un Mundial es algo que, los argentinos, a Messi, siempre se lo van a reprochar.

El mejor.

Maradona. No estuvo en los clubes necesarios para ganar en la Champions, pero por su velocidad, su regate y su gol es el mejor jugador que jamás he visto. ¿Cómo se puede jugar así? Y además mandaba. En el campo era él quien mandaba.

¿Con quién quiso jugar y no pudo?

Di Stéfano, Puskas, Kubala, aunque también me gustaría marcar a Messi o a Cristiano.

Cristiano.

A Cristiano lo conozco desde Portugal. Mi primer partido como entrenador del Benfica fue contra el Sporting. Le vi jugar y le dije a mi ayudante, Pepe Carcelén: «¿tú has visto lo que yo he visto?». Ya entonces era buenísimo y súper profesional. Como Messi.

Todavía Maradona.

Si Maradona, con el talento que tenía, se hubiera tomado su carrera tan en serio como Cristiano y Messi, todavía hoy estaría en activo y dando más de una tarde de gloria.

A usted le echaron.

Son problemas con los que el entrenador tiene que apechugar. Yo tenía que ir cambiando a Zidane, a Ronaldo, a Beckham, a Figo o a Raúl, y cuando empecé a intentarlo, al que me cambiaron fue a mí. Es duro y complicado, pero estos cambios se tienen que hacer.

De Jong.

Es un buen jugador pero es importante que entienda que el Barça no es el Ájax. El Ájax es un equipo de jóvenes con ilusión y aspiraciones donde él puede tener un gran protagonismo. El Barça compite a otro nivel y el protagonista todos sabemos de quién es. Si sabe adaptarse a esta nueva realidad, y a este protagonismo distinto, le irá bien.

¿Usted vendería a Messi?

Le mantendría, sin ninguna duda. Rompe el partido en cualquier momento. Puede haber una total igualdad entre los dos equipos pero él es él y desequilibra de repente la balanza. Y encima yo parecería un buen entrenador.

Resucite a uno que no pudo conocer.

Jesucristo. Soy un gran seguidor de su vida. Me gusta.