Rosalynn Carter, la mujer del presidente estadounidense, junto a John Wayne Gacy, voluntario del Partido Demócrata
Rosalynn Carter, la mujer del presidente estadounidense, junto a John Wayne Gacy, voluntario del Partido Demócrata
RAROS Y MALDITOS

John Wayne Gacy, el payaso asesino

Ejecutado en 1994 tras ser declarado culpable de 33 asesinatos con abuso sexual. Actuaba como clown en las fiestas del Partido Demócrata y de sus amigos. Tuvo una infancia desgraciada en la que su padre alcohólico le maltrataba. Tras ser detenido, confesó el lugar donde había enterrado a sus víctimas

Actualizado:

John Wayne Gacy fue ejecutado en una cárcel de Illinois mediante una inyección letal el 10 de mayo de 1994. Le faltaba una semana para cumplir los 53 años. Estuvo 14 años en el corredor de la muerte, esperando que se cumpliese el veredicto de un tribunal de Chicago, que le condenó en 1980 por el asesinato y abuso sexual de 33 víctimas.

Sus abogados alegaron que Gacy sufría perturbaciones mentales y que no era consciente de sus actos durante los crímenes que había cometido. Los informes periciales desestimaron esta tesis, subrayando que sabía las consecuencias de lo que hacía, puesto que había intentado borrar las pruebas.

Después de la ejecución, el cerebro de Gacy fue extraído de su cuerpo y entregado a un equipo de neurólogos y psiquiatras, que intentó determinar si presentaba alguna anomalía que justificara su instinto homicida. No llegaron a ninguna conclusión.

De lo que no cabe duda es que la psicopatía de este asesino guardaba relación con una infancia desdichada. Era un niño obeso y acomplejado, con un padre alcohólico que le maltrataba y abusaba de su madre. Por añadidura, Gacy se cayó de un columpio a los 11 años y se le formó un coagulo de sangre que provocaba desmayos. Su progenitor no le creyó y le acusaba de estar fingiendo para obtener compasión.

A los 20 años, se marchó de casa y emigró a Las Vegas, donde trabajó en una funeraria durante tres meses. Reanudó sus estudios en su nueva residencia y logró graduarse en una escuela de negocios. Tras acabar su carrera, logró un puesto ejecutivo temporal en una fábrica de zapatos, luego se trasladó a Springfield como vendedor y allí se casó con Marlynn Myers cuando tenía 23 años.

Según confesó su mujer, Gacy era incapaz de mantener relaciones sexuales con ella y buscaba contactos con otros hombres desde los primeros meses de su matrimonio, que duró cuatro años. Marlynn se divorció después de finalizar un juicio que declaró culpable a su marido de abusos sexuales a menores. Fue sentenciado a 10 años de cárcel, pero no los cumplió por su buen comportamiento.

Gacy se volvió a casar en Chicago y tuvo dos hijos. Se rehabilitó de forma aparente e ingresó en el Partido Demócrata. Con sus dotes teatrales, se ofrecía voluntario para actuar como payaso en las fiestas de sus amigos y de su formación política. Hay una foto que le muestra con Rosalynn Carter, la mujer del presidente, que le firmó una cariñosa dedicatoria.

En 1978 fue investigado por la desaparición de un adolescente. La Policía no se creyó sus confusas declaraciones y comenzó a sospechar que era el autor de dos asesinatos. Tras un testimonio incriminatorio, Gacy finalmente reconoció que había asesinado y abusado de 33 hombres, en su gran mayoría muy jóvenes, e indicó al fiscal dónde los había enterrado. Su confesión no le sirvió para salvar la vida.