El expresidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta - Vídeo: Laporta: «El Barça se está distanciando del estilo»
España, camisa blanca

Joan Laporta: «Bartomeu está a punto de llevarnos a la quiebra»

Actualizado:

No me creo que le guste la vacación.

Me gusta todo, me gusta la vida. Me gustan las estaciones marcadas y la que más me gusta es el verano.

El Barça de ahora no le gusta.

No hay proyecto, no hay modelo, Bartomeu está a punto de quebrar. Y nuestro único proyecto deportivo es ir al mercado a gastar un dinero que no tenemos para insistir en una huida hacia adelante que le permita a la directiva mantenerse en el poder.

Olvidaron la Masía.

No se está trabajando en la planificación de la Masía, no se está haciendo un trabajo serio con los jóvenes, que son fundamentales. Con la paciencia y las oportunidades necesarias, el talento prospera. Y más en el Barça, que tenemos chicos de todo el mundo que quieren jugar con nosotros.

Maradona, Koeman, Ronaldo, Ronaldinho. Los fichamos, y caros.

Por el Barça han pasado los mejores jugadores. Pero para que el Barça sea viable deportiva y financieramente tiene que haber una planificación que requiere conocimiento, un estilo genuino y un modelo de club.

A Arturo Vidal también lo fichamos. Y también caro.

Hay otros que han salido más caros. No puede ser que nos arruinemos fichando lo que no nos haría falta fichar si hubiéramos trabajado bien. La situación económica del Barça es muy delicada y por eso se van aplazando todos los proyectos, como la remodelación del Camp Nou.

La noche antes de ganar las elecciones, Rosell me increpó en un restaurante: «Dile a tu amigo que no voy a parar hasta meterle en la cárcel».

Yo no soy rencoroso. Estaba en casa cuando Rosell ganó las elecciones y fui a felicitarle y a ponerme a su disposición, como Joan Gaspart hizo conmigo, en la única transición modélica entre directivas que ha tenido este club. Pero lo primero que hizo Rosell fue ponerme una demanda por 70 millones de euros. A la gente no le acostumbra a ir bien cuando hace las cosas desde el resentimiento. Yo nunca les desearé ningún mal y me alegro de que Rosell esté libre.

Las obsoletas Ligas Nacionales.

El fútbol es el deporte que menos ha cambiado en sus reglas y competiciones. Se pueden hacer nuevos negocios que deriven del fútbol tal como lo conocemos hoy, para generar más ingresos, pero en su esencia el fútbol no cambiará demasiado.

La Liga Europea.

La Liga Europea la sabotean los mismos que dicen pretenderla, filtrando sus reuniones a la UEFA para ganar peso como club haciéndose los cómplices. El nivel de traición interna es tan alto que dudo que llegue a concretarse. Además no me gusta, es elitista.

Pero merecemos ver un gran espectáculo cada fin de semana.

La magia del Barça-Madrid es que no se juegan cada día, porque acabarían aburriendo. Además, la épica del fútbol consiste en que el Leicester pueda ganar la Premier. Esto enaltece el fútbol. El fútbol es negocio pero también emociones. Es el deporte más popular y el que menos dinero cuesta jugarlo con tus amigos. Es superación personal, la épica de caer y levantarse. Una Liga Europea como la NBA nos alejaría de todo esto. Son más democráticas las Ligas abiertas.

Si vuelve, ¿por dónde empezará?

Primero por los futbolistas. El primer equipo y La Masía. Luego, los derechos de televisión. Se pueden negociar mejor. En la Premier, el que cobra menos cobra más que Barça y Madrid.

¿Qué será más duro, estar sin Messi o sin Cruyff?

Cruyff nos lo enseñó todo y siempre será nuestra inspiración, del fútbol y de la vida, pero que fuimos alumnos aventajados y que sabremos aplicar lo que nos enseñó. A Messi, si no lo queman, todavía le quedan cuatro años.

Algunos dicen que la culpa es de Messi, que manda demasiado.

La culpa no es del que manda sino de los que no mandan. Bastante hace con disimularles la incompetencia. Hace años que se tendría que haber empezado a trabajar en el post Messi. Cruyff, Rijkaard y Pep ayudaron a los buenos jugadores a expresar su talento y que unos se sucedieran a otros cuando la luz de los genios empezaba a apagarse.

¿Qué le parece Zidane?

Ellos tienen el modelo de ir al mercado a comprar y de apostar sólo por la Champions. Las demás competiciones les dan igual. No es mi modelo, pero les ha dado éxitos incontestables.

¿Por qué les funciona y al Barça no?

Les funciona mejor porque a pesar de que les exigen mucho, se conforman con ganar. Nosotros, además, queremos ser los mejores, hacerlo bonito, tener épica, hacerlo histórico.

Usted dijo que si en el mundo quedara un solo entrenador y fuera Mourinho, el Barça jugaría sin entrenador.

Mourinho es un gran profesional pero no es lo que yo necesito. Decidí confiar en Pep porque creo que en la vida hay que ser valiente, y si te equivocas, equivocarte con tus decisiones y no con las de los demás. También me gusta generar ilusión con la sorpresa.

¿Quién será su entrenador?

Pep. No depende de mí que vuelva, aunque si dependiera de los que hay ahora no volvería nunca, ni él querría volver. No hay nada escrito, pero tengo el sentimiento de que Pep y yo volveremos a trabajar juntos.