Pagès contará con más de 2.000 millones de euros de presupuestoYolanda Cardo

Jaume Pagès: «Queremos implicar a toda España en el Fórum 2004»

El rector de la Universidad Politécnica durante los últimos diez años, Jaume Pagès, fue nombrado consejero delegado del Fórum 2004 con el objetivo de llevar a buen puerto un evento al que muchos acusan de indefinición. El Fórum comienza ahora una campaña para darse a conocer.

BARCELONA. ÀLEX GUBERN
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque todavía resulta desconocido para la mayoría de catalanes -más todavía para el resto de España-, el Fórum Universal de las Culturas 2004 continúa con sus preparativos. El evento, que se celebrará entre mayo y septiembre de 2004 en la capital catalana, pretende convertir Barcelona en la capital mundial del «diálogo y la reflexión», una vaga definición que no es obstáculo para que el evento, que dirige Jaume Pagès, haya presentado un primer avance de programa, y que la transformación urbanística que lleva asociada se encuentre en más de un 85 por ciento en fase de licitación o ejecución.

Ahora, cuando se han cumplido diez años de la celebración de los Juegos Olímpicos, el Fórum se erige como el nuevo pretexto que se inventa la ciudad para crecer y renovarse, en esta ocasión hacia Levante, regenerando una de las zonas más degradadas de la región metropolitana, la desembocadura del Besòs. Para ello se han presupuestado 1.700 millones de euros, mientras que para el programa -exposiciones, debates y Festival de las Artes- se han previsto otros 320 millones. Por alcance, el impacto urbanístico será mayor que el conseguido con las Olimpiadas.

-Se ha cumplido el décimo aniversario de los Juegos y las comparaciones con el Fórum son inevitables. De nuevo, una ciudad que crece a batacazos: Exposiciones Universales del 98 y del 29, Olimpiadas... ¿Es el Fórum una excusa para levantar pisos?

-No tenemos que esconder que el Fórum, un evento cultural, conlleva una gran transformación urbanística. Barcelona siempre lo ha hecho así y no hay por qué avergonzarse. Cultura y transformación del litoral: cada cosa por sí sola está justificada, pero si ambas se hacen coincidir y adquieren un valor añadido, pues mejor.

-Con el preprograma presentado, ¿el Fórum está encarrilado?

-Estamos en el punto que queríamos. Ahora emprendemos una campaña de información y difusión del programa -«colgado» en «www.barcelona2004.org»- que servirá para dar a conocer el encuentro.

-En cuanto a la obras, ¿el calendario es el previsto?

-Lo seguimos un poco más de lejos, porque no lo desarrollamos nosotros, pero sí, va bien. Está previsto que nos entreguen los espacios en diciembre de 2003, para que tengamos el principio de 2004 para probarlos. Avanzan a buen ritmo.

«Lo nuevo genera escepticismo»

-¿Hay que dar todavía algún golpe de timón en el Fórum en cuanto a revisión del presupuesto?

-En ningún caso se revisará a la baja. En todo caso se modificará la proporción de las aportaciones que tocan a las tres Administraciones -Ayuntamiento, Generalitat y Gobierno-, y las previsiones de patrocinio y venta de entradas.

-¿Cómo se quiere implicar al resto de España en el Fórum? Con los Juegos, la antorcha se paseó por todo el país, hubo subsedes...

-El Fórum no tendrá subsedes, pero sí está abierto a que haya acontecimientos vinculados que se realicen en otras ciudades, siempre y cuando coincidan con los objetivos del Fórum. Tenemos ya alguna propuesta, y en esta fase de comunicación y participación, que ahora abrimos, seguro que aumentan. Queremos, y es deseable, que sea así. No obstante, somos conscientes de que el Fórum todavía es ignorado por el conjunto de España.

-¿Debe ser más difícil «vender» Fórum que vender Juegos?

-Es distinto claro. Unas Olimpiadas todo el mundo sabe lo que son, y lo del Fórum es la primera vez que se realiza. Lo nuevo siempre genera cierto escepticismo.

-Se reclama que el Fórum integre tanto el espíritu de Davos como el de Portoalegre.

-Esta dicotomía se vincula a aspectos económicos de la globalización y el Fórum no es un especialista en estos temas, aunque tampoco los rehuya. Es más propio del Fórum la globalización en cuanto a su implicación cultural. Lo que en ningún caso será el Fórum es una reunión de Estados, como sucede con una Expo universal.

-¿No hay temor a que el actual escenario de confrontación mundial arrastre al Fórum?

-Esta es una idea equivocada. En el mundo siempre ha habido conflictos. El fenómeno nuevo es que ahora conocemos de inmediato a las confrontaciones. El Fórum está hecho desde el optimismo, desde la esperanza en el futuro. Si no es con este ánimo, no se organiza un encuentro de este tipo.