La fotografía del supuesto iceberg contra el que chocó el Titanic
La fotografía del supuesto iceberg contra el que chocó el Titanic - HENRY ALDRIDGE & SON DEVIZES

¿El iceberg que hundió al Titanic?

Pagan casi 30.000 euros por una fotografía cuya autenticidad no ha podido ser confirmada

MADRIDActualizado:

«El día después del hundimiento del Titanic, el barco de vapor Prinz Adalbert pasa junto al iceberg que se muestra en esta fotografía. Aún no conocíamos el desastre del Titanic», escribió el comandante de este buque que navegó por esa zona al sur de Terranova el 15 de abril de 1912, apenas unas horas después de la tragedia en la que fallecieron 1.500 pasajeros.

En la imagen, en blanco y negro, no se aprecia esa «pintura roja» que «era claramente visible» y tenía «la apariencia de haber sido hecha por el raspado de una embarcación en el iceberg», según el documento que firmó el comandante del Prinz Adalbert y otros tres miembros de la tripulación. ¿Era el iceberg que chocó contra el Titanic?

No se ha podido comprobar, pero auténtica o no, la fotografía fue vendida el pasado 24 de octubre por la casa de subastas británica Henry Aldridge & Son por 32.156 dólares (casi 30.000 euros).

La imagen fue adquirida poco después del hundimiento del Titanic por los abogados de la White Star Line, propietaria del buque, y durante casi 90 años estuvo colgada en una pared de la compañía hasta que ésta cerró en 2002.

No es la única supuesta imagen del famoso iceberg. En 2012 salió a subasta una instantánea en blanco y negro tomada el 16 de abril de 1912 por una pasajera del RMS Carpathia, el barco que rescató a 705 supervivientes del Titanic. Mabel Fenwick captó varias imágenes del naufragio y en una se aprecia la silueta de un escalofriante objeto blanco en el horizonte.

Aquel mismo año se subastó otra imagen, tomada por W. F. Wood, capitán del «Etonian», dos días antes de que el buque supuestamente insumergible se hundiera en su viaje inaugural desde Southampton (Inglaterra) a Nueva York tras chocar con iceberg la noche del 14 de abril de 1912. Se hundió en menos de tres horas, llevándose consigo 1.500 vidas.

Aquella noche, Esther Hart, una de las supervivientes de la tragedia, escribió una carta a su madre que nunca envió. La misiva fue vendida por Henry Aldridge & Son en 2014 por un precio récord de 144.000 euros.

En la subasta del pasado 24 de octubre se vendieron otros recuerdos del Titanic como una galleta que sobrevivió al hundimiento y que alcanzó los 22.968 dólares (20,780 euros), ganándose el apodo de ser «la galleta más valiosa del mundo». El Titanic sigue fascinando más de un siglo después.