El Guggenheim acoge desde este viernes 82 retratos de David Hockney

Siéntense y siéntanse cómodos para contemplar estos 82 retratos y un bodegón, porque sentada y...

ATLAS ESPAÑA
Actualizado:

Siéntense y siéntanse cómodos para contemplar estos 82 retratos y un bodegón, porque sentada y muy sentida encontramos a la comisaria de la muestra, una de las retratadas. A David Hockney no le interesa retratar a los famosos. Él prefiere a los anónimos de su entorno: su hermana, su ex amante, su médico, su masajista, su limpia coches o el hijo de una artista amiga que le recuerda a él con 11 años. Pero en su entorno de cada día, lógicamente, también hay artistas como el arquitecto Fran Gery o este comediante famoso por vestirse de mujer en sus actuaciones. Cada retrato tiene la mirada de Hockney. Le interesa la ropa que llevan, deportiva, casual o elegante y pensada para la ocasión. Y le interesan sus posturas cómodas, desenfadadas o rígidas y bien estudiadas. Le interesa la simetría de la diferencia. Mismo escenario, mismo atrezzo, mismos colores pero todo sutilmente diferente y, por supuesto, único. A cada obra le dedica 3 horas nada más, y cuando le da el arrebato de pintar, no puede parar. Por eso cuando uno de los modelos no pudo acudir hizo en su lugar este bodegón. Cosas de artistas.-Redacción-