Guerrero Álvarez: extraña pero genial pareja de cantautores
Dos cantautores, dos generaciones, unidas en un delicioso álbum

Guerrero Álvarez: extraña pero genial pareja de cantautores

MANUEL DE LA FUENTE |
MADRIDActualizado:

Sin duda forman una extraña pareja. Les separa alguna que otra generación, pero les une su pasión y su entrega a la causa de la buena música y la buena letra.

Son Pablo Guerrero y Javier Álvarez o, Guerrero Álvarez, su nombre artístico que se dice. Y se han marcado un precioso disco a pachas, en comandita, al alimón, como ustedes prefieran. Algo poco habitual en nuestra música donde a diferencia de Brasil, por ejemplo, el trasvase entre veteranos y más o menos noveles es casi inexistente, donde la colaboración entre generaciones distintas es tan extraña.

El señor Guerrero ha puesto de su parte las letras, sus siempre hermosos poemas. Y el señor Álvarez ha puesto de la suya las músicas, originales y personales, como es habitual norma de la casa.

El resultado es un disco sorprendente, un torrente de imaginación, una extraña pero brillantísima perla. Hay camaradería, buen rollo, guiños entre sí y para el aficionado, delicadeza y hay, por encima de todo, estupendas canciones. Así tenía que ser, porque detrás de ellas se esconden dos talentos como los de Pablo y Javier. Guerrero Álvarez un dúo tan inusual como dinámico.